Objeto del contrato de management. Tipos de mánager en la industria musical.

Hay distintos tipos de mánager: tour mánager, mánager personal, agente discográfico,… y también mánagers que se ocupan de todas las facetas de la carrera artística, lo que se conoce como mánager 360. En todo caso, es muy importante especificar claramente los servicios que incluye la relación del mánager con cada artista.

Duración del contrato de mánager musical y objetivos.

La duración será fundamental para cimentar una relación profesional a largo plazo o bien no estar atados mucho tiempo si no funciona. También es posible negociar determinados hitos u objetivos que deben cumplirse, por ejemplo en un plazo de un año, para que el contrato continúe vigente.

Honorarios del mánager.

Lógicamente, el porcentaje para el mánager musical es un punto central de la negociación. Estos honorarios deberán establecerse según varios factores: las funciones a realizar, trayectoria previa del artista, prestigio del mánager, éxitos previos… Un porcentaje alto no necesariamente es malo para el artista (ni necesariamente bueno para el mánager).

Gastos a soportar por el artista.

Se deben especificar claramente los gastos que correrán a cargo del artista y que deberá reembolsar al mánager si los paga anticipadamente éste (por ejemplo en la reserva de hoteles, equipos,…). También es recomendable detallar los gastos que se deducen de los ingresos del artista para calcular los honorarios del mánager.

Exclusividad en el contrato de management.

Lo normal es que el artista trabaje en exclusiva con un sólo mánager, al menos en el área de especialización de éste. En cambio, el mánager no suele comprometerse en exclusiva y sí representa a otros músicos o bandas.

Poder de representación.

Negociar la posibilidad de otorgar poderes notariales al mánager para la firma de contratos y acuerdos, con la finalidad de agilizar las gestiones.

Funciones del mánager musical.

Recomendamos negociar claramente las funciones que debe desempeñar el mánager, para delimitar su ámbito de representación.

Liquidaciones económicas.

Establecer el procedimiento para el pago de honorarios al mánager o, si éste cobra directamente en nombre del artista, los pagos que debe efectuar a sus representados una vez descontada su comisión y gastos reembolsables.

 Estos son algunos de los aspectos legales principales de un contrato de management musical o representación artística, aunque cada caso es único y siempre es conveniente una negociación y redacción  del acuerdo de manera personalizada.