Nos esmeramos por entenderle y brindarle la solución que usted está esperando

Cada asunto encomendado por nuestros clientes, es el más importante, cada consulta es un reto, por lo que cada problema tiene su solución Mas »

Asesoría Especializada

Brindamos una visión plenamente interdisciplinaria e internacional para cada asunto, y a la vez tratamiento específico y a la medida en cada caso. Mas »

Un equipo de profesionales a su disposición

Nuestro equipo cuenta con años de experiencia en la asesoría corporativa de empresas nacionales y extranjeras. Profesionales con visión de empresa y liderazgo quienes conjuntamente con su capacidad de trabajo están a la disposición permanente de nuestros clientes. Mas »

Amplia experiencia en transacciones corporativas

Brindamos asesoría en formación de nuevas empresas, negociaciones comerciales, contratos de todo tipo, medios alternos de solución de conflictos, compra y venta de activos, ingreso e inversión en nuevos mercados, y demás transacciones comerciales. Mas »

Especialistas en Usted

Nos define la personalización de nuestros servicios. Buscamos forjar relaciones de largo plazo con usted, comprendiendo su negocio. Nuestros clientes nos consideran no sólo sus asesores de confianza, sino sus aliados estratégicos, ajustados a sus necesidades particulares. Mas »

 

Bienvenido

ABINT Abogados Integrales es una firma global, multidisciplinaria y multi-jurisdiccional que presta asesoramiento legal tanto a nivel nacional como internacional. Cubrimos toda Venezuela y a través de nuestras alianzas con despachos de todo el mundo tenemos capacidad para ofrecer un servicio global. Contamos con un equipo especializado en las diferentes áreas de práctica para prestar una asesoría integral.

Nuestra firma está integrada por profesionales con una visión moderna, práctica y eficaz de la profesión, orientado al asesoramiento y apoyo de la gestión integral de nuestros clientes. La experiencia de los componentes y la forma de trabajar en equipo aseguran el asesoramiento y la información detallada y personalizada al cliente.

Las cláusulas clave que debe contener todo contrato de representación.

Con el campeonato a punto de terminar y nuestros jugadores desbordando talento a pesar de las adversidades, es un momento importante para que los intermediarios, así como los jugadores y clubes, se aseguren de que los términos de sus contratos de representación protegen suficientemente sus intereses.

Un contrato de representación es un documento importante, ya que no solo regula toda la relación entre el intermediario y el jugador y / o club, sino que un contrato de representación debidamente negociado y redactado también es crucial para evitar litigios, especialmente en una industria donde abundan las disputas.

Esta relacion especialisima requiere que todas las partes celebren un contrato de representación escrito válidamente ejecutado antes de que el intermediario lleve a cabo cualquier actividad de intermediario y el contrato de representación debe contener, como mínimo, todos los términos obligatorios del contrato de representación.

Sin embargo, si bien es útil tener un contrato de representación estándar fácilmente disponible que proporcione un marco contractual básico, los intermediarios, clubes y jugadores siempre deben considerar insertar disposiciones más detalladas en sus contratos de representación.

Servicios

El contrato estándar de representación de clubes y jugadores simplemente proporciona un cuadro en blanco para que las partes confirmen qué servicios prestará el intermediario. Invariablemente, las partes que no buscan asesoría legal a la hora de celebrar un contrato de representación, brindan información muy amplia y básica sobre los servicios de intermediación como los “servicios de negociación de fútbol”.

Teniendo en cuenta que los servicios del intermediario forman la base y el propósito del contrato de representación, es de vital importancia que estos servicios estén definidos y claramente establecidos en su totalidad.

Por ejemplo, si un intermediario actúa en nombre de un jugador, el contrato de representación debe estipular claramente que el intermediario es designado durante la duración del contrato para negociar y renegociar los contratos de trabajo del jugador.

Si corresponde, las disposiciones del servicio también deben dejar en claro que el intermediario está designado para negociar y renegociar los endosos comerciales en nombre del jugador, como patrocinios de botas y otros acuerdos comerciales.

Obligaciones

Además de definir claramente los servicios que el intermediario va a prestar en nombre de un jugador y / o un club, el contrato de representación también debe establecer las obligaciones específicas de las partes.

El contrato de representación estándar no contiene obligaciones expresas, por lo que en aras de la claridad se recomienda que todos los contratos de representación incluyan obligaciones para el intermediario, tales como:

  • actuar de buena fe y en el mejor interés del jugador y / o club;
  • realizar los servicios lo mejor que pueda;
  • mantener informado al jugador y / o al club de toda la información material en relación con los servicios.
  • tener un seguro de responsabilidad profesional válido.

También se deben imponer obligaciones al jugador y al club (si corresponde). Esto puede incluir:

Una garantía y compromiso de que el jugador es libre de celebrar el contrato de representación y no se le impide hacerlo, por ejemplo, por un contrato de representación exclusiva existente;

Si el contrato de representación es exclusivo, la obligación de que el jugador no contrate a ningún otro intermediario durante el plazo, aunque el jugador siempre tiene derecho a representarse a sí mismo en cualquier transacción;

Una obligación para el jugador y / o el club de cumplir con las reglas de la FA y específicamente con el Reglamento de Trabajo con Intermediarios de la FA; y

Un acuerdo por el que el jugador y / o el club proporcionarán cualquier información o documentación que el intermediario pueda requerir para que él o ella pueda realizar los servicios.

Esta es solo una instantánea de algunas de las obligaciones que deben incluirse en un contrato de representación y de ninguna manera es una lista exhaustiva.

Derechos de rescisión

El único derecho de rescisión previsto en el contrato de representación estándar es que se “rescindirá con efecto inmediato si el Registro del Intermediario expira durante la vigencia del Contrato y el Intermediario no renueva su Registro dentro de los 14 días posteriores a la solicitud en escrito por el jugador “.

Sin embargo, se deben considerar derechos de rescisión más amplios para cualquiera de las partes, incluido el derecho a rescindir en caso de:

Suspensión de un intermediario;

Un incumplimiento de las obligaciones de las partes. Por lo general, esto se limita solo a las infracciones materiales y una distinción entre las infracciones materiales que pueden subsanarse y las que no lo son; y / o

Insolvencia.

Si algún derecho u obligación está destinado a sobrevivir después de la terminación, entonces esto debe quedar expresamente claro.

Remuneración

Las provisiones de remuneración son una parte clave del contrato de representación, especialmente porque las transacciones generalmente involucran pasivos por sumas importantes de dinero.

El contrato estándar de representación de jugadores simplemente establece el porcentaje de comisión y la confirmación de si se paga en una suma global al comienzo del contrato de juego o pagos anuales al final de cada año contractual.

Sin embargo, según nuestra experiencia, las disposiciones sobre remuneración requieren muchos más detalles, que incluyen:

Confirmación de la comisión pagadera en relación con la prestación de servicios comerciales;

Las fechas específicas en las que se paga la comisión de un intermediario;

Si algún elemento de la comisión del intermediario está condicionado, por ejemplo, a las apariencias o los trofeos;

¿El club va a descargar la responsabilidad del jugador pagando los honorarios del intermediario directamente como un beneficio en especie?

Quién será responsable de pagar los gastos incurridos por el intermediario en relación con los servicios;

¿Sigue pendiente algún pago después de la expiración o terminación del contrato de representación? y

En el caso de los menores, si el intermediario tendrá derecho a percibir alguna remuneración después de que el jugador haya cumplido los 18 años.

Negociaciones

A veces, las partes pueden pasar por alto las cláusulas repetitivas al negociar cualquier contrato, sin embargo, ciertas cláusulas repetitivas son particularmente importantes en relación con los contratos de representación.

En una industria que está fuertemente regulada y donde las disputas son comunes, es sensato incluir una cláusula de indemnización en el contrato de representación en un intento de evitar la posibilidad de que todo el contrato de representación sea inaplicable si ciertas cláusulas no son válidas.

Previo a la celebración de cualquier contrato de representación, es común que haya una serie de reuniones, negociaciones y conversaciones entre las partes, por lo que se recomienda la inclusión de una cláusula de acuerdo completa para evitar la posibilidad de que se formen declaraciones precontractuales. parte del contrato o la formación de un contrato colateral que se está defendiendo. También se debe considerar la inclusión de una cláusula de exclusión / no confianza para limitar cualquier responsabilidad por tergiversación.

Finalmente, las partes de un contrato de representación invariablemente tendrán acceso a información sensible y confidencial, por lo que siempre es recomendable incluir obligaciones de las partes para mantener los términos del contrato de representación y cualquier otra información sensible en forma confidencial.

Conclusión

Los contratos de representación son de vital importancia y, si bien puede haber una tendencia en la industria a ignorar su importancia simplemente utilizando el contrato de representación estándar muy básico para cumplir con las regulaciones, los intermediarios, jugadores y clubes siempre deben obtener asesoramiento legal antes de entrar en un contrato de representación para asegurar que su actividad esté completamente protegida.

LLEGARON LOS FANS TOKENS..!

Lo hicimos, nos hemos asociado con los más grandes del mundo y hemos conseguido que se nos permita traer para Venezuela y Colombia lo último en Tecnología para mejorar las finanzas y el día a día de los clubes de futbol y las pequeñas academias, conocida como Fans tokens.

Cada vez son más las empresas de fútbol que utilizan esta tecnología blockchain para encontrar nuevas formas de relacionarse con sus seguidores y descubrir nuevos métodos de monetización.

El fútbol es pasión. Los aficionados aman a sus equipos y están dispuestos a acompañarlos siempre hasta el final. Este amor y esta pasión son la base del fútbol como negocio. Durante años, los equipos de fútbol han convertido esos sentimientos en dinero: entradas, equipaciones, merchandising, etc. Durante años, las fuentes de ingresos han sufrido muy pocos cambios, pero las nuevas tecnologías están cambiando el panorama.

Blockchain es una de esas tecnologías que ha impactado en el mundo y, por supuesto, en el deporte. Gracias a Blockchain, hemos visto una nueva forma de dinero: las criptodivisas. Muchos ven esas nuevas formas de moneda como el dinero del futuro. Ahora, la industria del deporte ha descubierto que esta tecnología puede utilizarse para repensar la forma en que las organizaciones pueden conectar con los aficionados y encontrar nuevas fuentes de dinero, algo aún más crucial que antes tras la crisis económica provocada por la pandemia del COVID.

Aunque muchos hemos oído hablar de las famosas criptodivisas, como el BitCoin, otras reciben un nombre diferente: Tokens. Cualquier aficionado puede comprar esos tokens pagando dinero “real” a través de una App. A cambio, ese aficionado recibirá una determinada cantidad de tokens que podrá utilizar como dinero de la vieja escuela.

El precio de las fichas puede cambiar con el tiempo. De vez en cuando, los clubes y sus socios tecnológicos pueden decidir colocar más tokens en el mercado a un precio determinado. Al igual que las empresas suelen hacer con sus acciones. Ese proceso se llama Fan Token Offering. Una denominación perfecta. Y como se puede hacer con las acciones, se pueden vender o intercambiar los tokens con otros aficionados. De hecho, están comprando una criptomoneda que se convierte en tokens gracias a una App.

Para los fans, poseer un token significa que podrá acceder o comprar ciertas cosas que no se pueden adquirir con “dinero real”. Literalmente, el dinero no puede comprar experiencias, recompensas y contenidos exclusivos. Pero además, pueden tener el “derecho” de votar respecto a algunas decisiones sobre el club: sólo los propietarios de tokens podrán votar el diseño del autobús que la Juventus utiliza para viajar. Este tipo de experiencias hace que los aficionados sientan una conexión más profunda con el club, mientras que el club puede monetizar su pasión de una manera muy orgánica.

Si Bitcoin es el rey de las criptodivisas, podemos decir lo mismo de ChiliZ ($CHZ) y el fútbol. Esta criptodivisa ha marcado un nuevo enfoque. Los grandes del mundo,  El FC Barcelona, el París Saint-Germain, la Juventus o el Atlético de Madrid son algunos de los equipos que utilizan esta criptomoneda para potenciar aún más la relación con sus aficionados.

En estos tiempos, eso viene a ser aún más importante ya que se corre el riesgo de perder esa estrecha relación con los aficionados al no poder acudir al estadio. El uso de esta plataforma ha permitido a estos clubes encontrar nuevas formas de conectar con sus aficionados en medio de la mayor crisis que ha sufrido el fútbol moderno.

Los tokens están ayudando a los clubes a ampliar su base de fans, especialmente en Asia, donde las criptomonedas son más comunes y donde las bases de fans están creciendo rápidamente. Cada vez son más los clubes que utilizan tokens, lo que ha llevado a alcanzar un valor de mercado que ahora ronda los 1.300 millones de dólares.

En breve, los tokens se utilizarán para más y más cosas. ¿Y para pagar tu refresco y tu sándwich en el estadio? ¿Y utilizar ese crédito en las tiendas del club? Incluso para comprar algo en la página web del patrocinador del club. Hay un sinfín de oportunidades para que las organizaciones de fútbol utilicen esta nueva tecnología para establecer nuevas relaciones con los aficionados y hacer lo que llevan haciendo desde que el fútbol se convirtió en un negocio: convertir la pasión y el amor en dinero.

Ya en Venezuela y Colombia cuatro equipos nos han encomendado a hacer este trabajo.

Por qué no atreverse a ser el próximo equipo o la próxima escuela que lo haga?

Servicios Financieros Globales

El abrir empresas off shore y cuentas en el extranjero, sumados a la realidad de los criptoactivos como medios de inversión implica una nueva forma de hacer negocios lo que obliga a desarrollar estructuras adecuadas a los nuevos tiempos para proteger totalmente su patrimonio.

Nuestros servicios, generan una reducción de la carga fiscal, administrativa y regulatoria, confidencialidad optimizada, protección de los activos, entre otros beneficios.

Trabajamos en estrecha colaboración con nuestros clientes en todas las fases del proceso, ocupándonos prácticamente de todo.

  • Análisis del negocio (evaluar la viabilidad de crear offshore)
  • Registro de la empresa en Malta
  • Asistencia en todos los procedimientos para abrir una cuenta bancaria
  • Asesoría en cuanto a la normativa vigente
  • Protección judicial.
  • Asesoría sobre el tipo de empresa que más se ajuste a las necesidades del cliente (que reporte mayores ventajas legales, fiscales, laborales y económicas)
  • Constitución de la sociedad offshore.
  • Asistencia en otros servicios financieros (Programas de tarjetas prepago de débito, Programas de tarjetas prepago de crédito)
  • Protección de activos
  • Privacidad financiera

Al escoger una jurisdicción para establecer su Sociedad Offshore, es importante investigar las ventajas que los diferentes países pueden ofrecerle a usted y a su empresa.  Una Sociedad Offshore deberá de proporcionarle confidencialidad, privacidad, impuestos reducidos y sobre todos estabilidad y seguridad jurídica;  Solo nosotros somos capaces de ofrecerle todos estos beneficios.

Las Sociedades Offshore de nuestra cartera ofrecen Seguridad y Confidencialidad

Una de las razones por la cual usted deberá de considerar realizar su proyecto con nosotros, es que tenemos principios muy estrictos sobre la protección de la confidencialidad financiera.

Sociedades Offshore =  Planificación Fiscal

Uno de los beneficio de Desarrollar una Sociedad Offshore es que normalmente no gravan las ganancias obtenidas, no importa si dicho dinero se encuentra en una Cuenta Bancaria. Es posible que aquellas personas que vivan en países como España tengan la responsabilidad legal de reportar parte de este ingreso, pero la cantidad por lo general tiende a ser drásticamente menor,  a la de las empresas con base en dicho país.

Sociedades Offshore =  Seguridad Jurídica

Las  Sociedades Offshore ofrecen el  beneficio de estatutos flexible de negocios que les permiten perseguir sus intereses en el mercado global. Uno de los principales éxitos económicos de las Sociedades Offshore obedece al comercio internacional y a los servicios, por lo al establecer una empresa a través de una Sociedad Offshore,  usted tendrán ventajas que en otras jurisdicciones no tendrán.

Creación/  Incorporación de Sociedades Offshore

El proceso de Incorporación de una Sociedad Offshore puede ser llevado a cabo a distancia a través de nuestro despacho.

Le ofrecemos un asesoramiento personalizado y privado que se ajustará a tus necesidades e intereses. Si estás interesado en la apertura de cuentas offshore, cuentas bancarias en el extranjero o inversión en criptoactivos a gran escala, contacta con nosotros.

EL DERECHO A LA OCUPACIÓN EFECTIVA DEL FUTBOLISTA PROFESIONAL.

ocupacion efectiva

¿Alguna vez te han apartado del equipo y no has podido entrenar? ¿O no has podido jugar porque no te han inscrito?

Este problema es el que han vivido durante este año muchos jugadores del futbol nacional.

Todo esto está relacionado con un concepto jurídico que se llama DERECHO A LA OCUPACIÓN EFECTIVA y hoy vamos a hablar sobre ello para explicar en qué consiste y qué puedes hacer cuando esto te afecte.

¿QUÉ ES LA OCUPACIÓN EFECTIVA?

Es el derecho a desempeñar las funciones para las que el club te ha contratado; es decir, el derecho a poder entrenar y jugar los partidos correspondientes.

Y cuando alguien tiene un derecho, significa que la otra parte tiene una obligación. En este caso, el club está obligado a permitirte cumplir con tu contrato.

La ocupación efectiva es tener la posibilidad de entrenar y disputar partidos.

¿CÓMO PUEDEN HACERME ESO?

Muchos  jugadores piensan que cuando un club los ficha y firman su   contrato, automáticamente ya pueden empezar a entrenar y disputar partidos con el club. Sin embargo, esto no es del todo así, aunque es cierto que ya forman parte de la entidad y su contrato es válido hasta que termine o se rescinda en las condiciones normales que todos conocemos.

Después de firmar ese contrato, hay un proceso administrativo en el que el club tiene que inscribirte en la Federación para que ésta emita la licencia de futbolista, que además deberá estar autorizada por La Liga  en los casos de las ligas profesionales (Primera y Segunda, ambas masculinas).

Una vez se emite esta licencia (lo que todo el mundo conoce como la ficha federativa, o simplemente la ficha), se te habilita a disputar partidos, ya sean oficiales o no oficiales

Por tanto, si no te inscriben, no puedes jugar y se te estaría vulnerando el derecho a la ocupación efectiva. Cualquier alegato planteado por el club, no es razón suficiente para vulnerar el derecho, ya que FIFA  ha dicho por activa y por pasiva, que los contratos no pueden estar sometidos a cuestiones administrativas. Por tanto el club debe asegurarse de que puede inscribirte antes de firmar el contrato.

Pero además, hay otras formas de vulnerar tu derecho a la ocupación efectiva y no dejarte ejercer las funciones para las que se te ha contratado. Un ejemplo de ello son aquellos casos en los que el club decide apartarte y no dejar que entrenes con el equipo.

Así que todo aquello que sea no permitirte desempeñar tus funciones, suponen la vulneración del derecho a la ocupación efectiva.

Cualquier forma de impedir que desarrolles tus funciones de futbolistas, vulnera tu derecho a la ocupación efectiva.

¿QUÉ PUEDO HACER?

Si por casualidad te ves envuelto en esta situación, hay dos aspectos que tienes que tener en cuenta para ayudarte a solventar este asunto:

  1. El primero es el hecho de que no poder desempeñar tus funciones no significa que tu contrato ya no esté en vigor. Tu contrato sigue vigente y por tanto el club tiene que pagarte tu salario como corresponde, hasta finalizar el contrato.
  2. El segundo es que tienes la posibilidad de rescindir tu contrato con justa causa; es decir, sin que tengas que pagar nada. Por tanto, puedes rescindir tu contrato e irte a otro club, pero obviamente siguiendo el procedimiento establecido en los Reglamentos de FIFA.

Impedirte ejercer tus funciones, no te impide cobrar tu salario.

Así que si un club te vulnera tu derecho a la ocupación efectiva por no inscribirte o apartarte del equipo, o por cualquier otra razón que te impida ejercer las funciones para las que se te ha contratado, puedes empezar a buscar una salida sabiendo que no tendrás que pagar nada, pero mientras tanto puedes tener la tranquilidad de seguir cobrando el salario.

Por último, aunque la tramitación de la licencia no es algo que te corresponda hacer a ti y que en condiciones normales el club la va a tramitar, ahora que lo sabes no sería mala idea estar pendiente de este aspecto. Al fin y al cabo, para algo debes tener un representante.

Empresas Off shore y cuentas bancarias en el extranjero.

La naturaleza acelerada, competitiva e innovadora del capital privado requiere un bufete de abogados con la experiencia y los conocimientos necesarios para satisfacer demandas complejas a nivel mundial. Desde la formación de fondos hasta la estructuración de inversiones, la adaptación a las regulaciones y el tratamiento de la volatilidad en los mercados globales y locales, nuestro profundo conocimiento de las tendencias del mercado y nuestra profunda experiencia en la industria ayudan a los inversores a asegurar los acuerdos correctos con los términos adecuados para minimizar el riesgo y generar valor en la cartera.

Con un equipo altamente integrado de 300 abogados en más de 40 países, nuestro Grupo de Capital Privado brinda capacidades verdaderamente globales y conocimientos excepcionales a los inversores financieros dondequiera que los lleve su negocio. Somos un socio de confianza durante todo el proceso de inversión, que incluye:

  • Creación de empresas off shore
  • Adquisiciones, complementos, refinanciaciones
  • Apertura de cuentas en el extranjero
  • Criptoactivos

Trabajando en industrias y áreas de práctica que incluyen impuestos, finanzas, propiedad intelectual, fusiones y adquisiciones y empleo, nuestros abogados brindan asesoramiento comercial, comprenden las necesidades de los clientes y emplean un enfoque multidisciplinario para brindarles a los clientes de capital privado un asesoramiento legal integral.

El mundo, reconoce a nuestro grupo por su experiencia, así como por nuestra capacidad transfronteriza, calidad constante y sólido servicio al cliente. Nuestro equipo ha sido recomendado por negociadores líderes para nuestro trabajo de capital privado en los principales centros financieros y mercados emergentes.

¿Qué es un “Master” y quien tiene los derechos de mis grabaciones y canciones?

master

La palabra “Master” es muy utilizada en la Industria Musical y hace referencia a varias cuestiones. Sin embargo, nuestro objeto de estudio en la presente publicación será el “Master Recording”, es decir, el resultado final de una grabación el cual está listo para ser replicado tanto en formatos físicos  como en formatos digitales.

Una vez que todos los procesos técnicos y creativos de producción, grabación, mezcla y masterización han concluido, el resultado final es nuestro Master, el cual puede estar almacenado en una cinta, en un CD, en un disco de vidrio para replicar viniles o en un disco duro en formato digital. Pero sin importar el formato final en el que generemos nuestro Master, alguien debe ser el dueño del mismo, y es este dueño quien tendrá derecho a reproducir cuantas copias físicas y digitales considere conveniente y entregarlas a los distribuidores para que las coloquen a la venta al público.

Pero ¿quién o quiénes son los dueños del Master? Para responder esta pregunta necesitamos plantear diversos escenarios, pero antes recordemos que en cualquier grabación existen dos tipos de copyrights: El primero es el “intrínseco”, es decir, el derecho del compositor de las canciones. Si el compositor no hubiera creado de la nada o de su imaginación las canciones, no existiría material para grabar. El segundo derecho intelectual es el de la grabación misma, el de los intérpretes que hicieron posible el fonograma. Por ejemplo, una canción que escribió Juan Luis Guerra puede ser grabada por dos artistas diferentes en sus discos respectivos. El propietario en ambos casos de la composición es Juan Luis Guerra, quién deberá recibir regalías por ambos discos, puesto que aportó la materia prima, o sea, la canción para ser grabada por los dos artistas. Sin embargo, el copyright de la grabación, el sonido mismo, pertenecería a cada uno de los artistas o a sus compañías disqueras respectivamente. Veamos aquí diferentes escenarios sobre quién tiene derechos sobre el Master:

Caso #1 “Cuando la Banda o Artista produce su propio material”

Supongamos una agrupación de 3 miembros, en la cual uno de los integrantes pagó por la renta del estudio de grabación, pero otro de ellos pagó el material necesario (CDs, ADATS, etc.) y el tercer miembro era el dueño de todos los instrumentos con que fue grabado el material y participó haciendo arreglos musicales. Si no hay un acuerdo por escrito que especifique lo contrario, en este escenario los 3 integrantes son dueños por partes iguales del master, puesto que los 3 son “autores” de la grabación (recordemos que no es lo mismo ser autor de la “canción” que de la “grabación”). Supongamos que la banda se desintegra, entonces, ¿quién tiene los derechos del master?

La respuesta es que todos y cada uno de ellos son dueños del Master de manera “no exclusiva”; esto les da el derecho a duplicar, distribuir y vender copias de la grabación, sin embargo tendrán que repartir las ganancias a los demás integrantes obligatoriamente, puesto que sin la participación de cada uno de ellos la grabación nunca se hubiera creado. Por otra parte, no olvidemos que deben repartir regalías también a el o los compositores de las canciones; si el compositor fuera la misma “banda”, entonces se reparten también dichas regalías “inherentes o de composición” entre los miembros, pero esto se suele hacer a través de una agencia como Harry Fox o la SACM en México, como lo hemos discutido en anteriores publicaciones. En los contratos entre una disquera y un artista existe además una famosa cláusula llamada de “Composición Controlada” (de la cual hablaremos en la próxima publicación), la cual trata sobre artistas o bandas que escriben sus propias canciones, y especifica que la disquera pagara una tarifa reducida al artista puesto que tiene que pagar por el concepto de composición y por concepto de grabación. En este caso para las disqueras 2+2 no son 4 sino 3.

Hablando del dinero que fue invertido por uno de los integrantes para rentar el estudio de grabación y el dinero que gastó el otro integrante en el material, estos costos se deben recuperar con las primeras ventas del material; de hecho a este tipo de gastos se les conoce en la Industria como “recups”.

Caso #2  “Cuando la Banda o Artista contratan un Productor externo”

El caso es similar al anterior, pero esta vez la agrupación contrata a un Productor Musical para ayudarlos con el proyecto. Supongamos que el Productor realiza ciertos arreglos en la batería, sugiere otros instrumentos a utilizar, ayuda con la mezcla e incluso inserta algunos “samples” que le dan más vida a la canción. ¿Se puede considerar que el Productor ha contribuido lo suficiente como para tener derechos también sobre el Master y ser considerado Co-Autor del mismo? La respuesta en este escenario probablemente sea un Sí, pero para que dicho Productor pueda reclamar este derecho debe haber aportado suficientes elementos a la grabación.

Sin embargo, previamente se puede especificar por escrito que los servicios del Productor serán pagados en el momento y no tendrá ningún derecho sobre el Master. Aquí entraría una negociación dependiendo de la reputación y reconocimiento del Productor. Si es una figura muy reconocida quizá se niegue a trabajar si no se le dan derechos sobre el Master, pero si es un Productor novato o uno que cobra por proyecto, entonces no se debe tener ningún tipo de problema.

Es común manejar en la Industria un formato de “Release” firmado por el Productor, donde declina a ser Co-Autor de la obra, dejando el Master totalmente en manos de la banda o artista.

Caso #3 “Cuando la Banda hace un Trato con un Estudio de Grabación”

Supongamos ahora que cierta Banda o Artista no tiene los recursos para pagar su grabación, pero logra entablar un acuerdo con un estudio para que ellos asuman los costos o quizá la banda se volvió popular y el estudio les hace la oferta. ¿Quién es en este caso el dueño del Master?

En este caso pudieran surgir muchas disputas y al final del camino un juez pudiera dar su veredicto. La base de la disputa sería identificar si el estudio decidió ofrecer el tiempo de grabación “gratis” o si efectivamente hubo un acuerdo con la banda. Recordemos que los contratos orales también son validos, pero se tendría que hacer una investigación muy exhaustiva para llegar a una conclusión.

Existe un caso muy famoso datado en 1980, de una disputa por los derechos del Master entre Sound Doctor Recording Studio Inc y Steve Conn, el cual puedes leer en el siguiente link:http://la.findacase.com/research/wfrmDocViewer.aspx/xq/fac.19801112_0001881.LA.htm/qx

Caso #4 “Cuando la Banda firma un Contrato para realizar un Demo con una Compañía Disquera”

Asumamos ahora que la Banda firma un contrato de los llamados “demo-deal” con una Disquera establecida. Este acuerdo se da cuando una Disquera no está segura de ofrecer un contrato al artista, sino hasta escuchar el Demo terminado y escuchar el potencial de la Banda (o solista). Aquí la disquera otorga cierta cantidad de dinero a la banda para realizar el Demo y tiene cierto tiempo para decidir si los firma o no.

Debido a que la Disquera (Record Company) está pagando por el Demo, es común que quiera retener todos los derechos del Master, sin embargo se puede llegar a un acuerdo entre la banda y la disquera para compartir los derechos de uso y explotación. Por ejemplo, se pudiera negociar que si la Compañía Disquera decide no firmar a la banda, entonces el Master queda en posesión de la banda y lo puede distribuir y vender de la manera que prefiera, pero tendrá que recuperar (recup) a la disquera el dinero que le fue otorgado e incluso la disquera pudiera solicitar algo de regalías si la grabación llegara a alcanzar popularidad o si la banda es firmada por otra disquera.

Caso #5 “Cuando la Banda firma un Contrato de Grabación (Record Deal) con una Disquera”

En este escenario, normalmente los Masters creados durante la vigencia del contrato pertenecen a la compañía disquera y los mantendrá en su posesión por al menos 35 años. Si el artista alcanza un grado de popularidad importante entonces se pudiera negociar una co-propiedad.

Un caso diferente sería si el artista o banda llega con su grabación ya hecha, es decir el Master, y la disquera le ofrece duplicar y distribuir el material. En esta situación la banda es el dueño del Master y solo “renta” dicho master de forma no-exclusiva a la disquera por un determinado tiempo, número de copias, etc.

Como podemos ver existen muchos escenarios diferentes que se pueden dar en cuanto a la propiedad del Master, y debemos estar familiarizados con ellos para saber cómo obtendremos nuestras ganancias.

 

Objeto del contrato de management. Tipos de mánager en la industria musical.

Hay distintos tipos de mánager: tour mánager, mánager personal, agente discográfico,… y también mánagers que se ocupan de todas las facetas de la carrera artística, lo que se conoce como mánager 360. En todo caso, es muy importante especificar claramente los servicios que incluye la relación del mánager con cada artista.

Duración del contrato de mánager musical y objetivos.

La duración será fundamental para cimentar una relación profesional a largo plazo o bien no estar atados mucho tiempo si no funciona. También es posible negociar determinados hitos u objetivos que deben cumplirse, por ejemplo en un plazo de un año, para que el contrato continúe vigente.

Honorarios del mánager.

Lógicamente, el porcentaje para el mánager musical es un punto central de la negociación. Estos honorarios deberán establecerse según varios factores: las funciones a realizar, trayectoria previa del artista, prestigio del mánager, éxitos previos… Un porcentaje alto no necesariamente es malo para el artista (ni necesariamente bueno para el mánager).

Gastos a soportar por el artista.

Se deben especificar claramente los gastos que correrán a cargo del artista y que deberá reembolsar al mánager si los paga anticipadamente éste (por ejemplo en la reserva de hoteles, equipos,…). También es recomendable detallar los gastos que se deducen de los ingresos del artista para calcular los honorarios del mánager.

Exclusividad en el contrato de management.

Lo normal es que el artista trabaje en exclusiva con un sólo mánager, al menos en el área de especialización de éste. En cambio, el mánager no suele comprometerse en exclusiva y sí representa a otros músicos o bandas.

Poder de representación.

Negociar la posibilidad de otorgar poderes notariales al mánager para la firma de contratos y acuerdos, con la finalidad de agilizar las gestiones.

Funciones del mánager musical.

Recomendamos negociar claramente las funciones que debe desempeñar el mánager, para delimitar su ámbito de representación.

Liquidaciones económicas.

Establecer el procedimiento para el pago de honorarios al mánager o, si éste cobra directamente en nombre del artista, los pagos que debe efectuar a sus representados una vez descontada su comisión y gastos reembolsables.

 Estos son algunos de los aspectos legales principales de un contrato de management musical o representación artística, aunque cada caso es único y siempre es conveniente una negociación y redacción  del acuerdo de manera personalizada.

La Carta de libertad de los futbolistas.

La carta de libertad es el documento a través del cual un jugador de fútbol o cualquier otro deportista queda liberado contractualmente de su club, es decir, se desvincula de este manera deportiva justo en el preciso momento en la que la misma es expedida. A partir de entonces, el futbolista puede fichar por cualquier otro equipo sin tener que indemnizar económicamente al club del que proviene por motivo de traspaso. Y es que de no disponer de la carta de libertad y, por lo tanto, no estar liberado de la cláusula de rescisión de su contrato, el jugador estaría obligado a pagar una indemnización para llevar a cabo ese traspaso no autorizado por su club actual.

También se utiliza la carta de libertad cuando un club quiere que aquellos futbolistas con un nivel de rendimiento bajo o con un salario que no son capaces de asumir por encontrarse en una situación económica desfavorable se desvinculen del mismo. No obstante, puesto que la entidad continúa pagando el salario del futbolista que dispone de la carta de libertad hasta que este se haya incorporado a otro club, esta no equivale a un despido.

 

RESCISIÓN DE CONTRATOS POR CAUSA JUSTIFICADA

La norma de la FIFA señala que si existe causa justificada, cualquier parte, ya sea el club, o el jugador, puede rescindir un contrato sin ningún tipo de consecuencias (ni económicas, ni de sanciones deportivas).

Eso sí, el organismo no señala qué se considera causa justificada, sino que habrá que estar a cada caso para considerar las condiciones.

RESCISIÓN POR CAUSA DEPORTIVA JUSTIFICADA

Además de la anterior, también se puede optar a la rescisión de contratos por causa deportiva justificada. Un jugador profesional que en el transcurso de una temporada participe en menos del 10 % de los partidos oficiales disputados por su club puede rescindir prematuramente su contrato argumentando causa deportiva justificada.

Eso sí, en el examen de estos casos, se considerarán debidamente las circunstancias del jugador, ya que como hemos dicho, la existencia de una causa deportiva justificada se establecerá individualmente en cada caso.

De igual forma, si se considera que se da la causa deportiva justificada, no se impondrán sanciones deportivas, aunque sí podrá exigirse indemnización.

En cuanto a la forma de proceder, el jugador profesional podrá rescindir su contrato sobre esta base en los 15 días siguientes a su último partido oficial de la temporada con el club en el que está inscrito.

LÍMITES A LA RESCISIÓN DE CONTRATOS

La FIFA también señala una norma tajante en lo relativo a la rescisión de contratos, y es que un contrato no puede rescindirse unilateralmente en el transcurso de una temporada.

CONSECUENCIAS DE LA RUPTURA DE CONTRATOS SIN CAUSA JUSTIFICADA

Cuando un contrato se rescinda entre club y futbolista sin causa justificada, se aplicarán las siguientes disposiciones:

Indemnización

En todos los casos, la parte que rescinde el contrato se obliga a pagar una indemnización.

Sobre esta indemnización, bajo reserva de las disposiciones sobre la indemnización por formación, y salvo que no se estipule lo contrario en el contrato, la indemnización por incumplimiento se calculará considerando la legislación nacional, las características del deporte y otros criterios objetivos.

Estos criterios deberán incluir, en particular, la remuneración y otros beneficios que se adeuden al jugador conforme al contrato vigente o al nuevo contrato, el tiempo contractual restante, hasta un máximo de 5 años, las cuotas y los gastos desembolsados por el club anterior (amortizados a lo largo del periodo de vigencia del contrato), así como la cuestión de si la rescisión del contrato se produce en un periodo protegido.

Además, señala la normativa que el derecho a una indemnización no puede cederse a terceros. Si un jugador profesional debe pagar una indemnización, él mismo y su nuevo club tienen la obligación conjunta de efectuar el pago. El monto puede estipularse en el contrato o acordarse entre las partes.

Sanciones deportivas al jugador

Además de la obligación de pago de una indemnización, se impondrán sanciones deportivas a un jugador que rescinda un contrato durante el periodo protegido.

La sanción consistirá en una restricción de 4 meses en su elegibilidad para jugar en cualquier partido oficial. En el caso de circunstancias agravantes, la restricción será de 6 meses.

Estas sanciones deportivas entrarán en vigor inmediatamente después de que se haya notificado la decisión al jugador. Dichas sanciones deportivas quedarán suspendidas durante el periodo comprendido entre el último partido oficial de la temporada y el primer partido oficial de la siguiente temporada, incluidos en ambos casos las copas nacionales y los campeonatos internacionales de clubes. No obstante, dicha suspensión de las sanciones deportivas no se aplicará si el jugador es miembro habitual del equipo representativo de la asociación que es elegible para representar, y la asociación en cuestión participa en la competición final de un torneo internacional durante el periodo entre el último y el primer partido de la temporada.

Medidas disciplinarias

El incumplimiento unilateral sin causa justificada o causa deportiva justificada tras el periodo protegido no implicará sanciones deportivas. Fuera del periodo protegido podrán imponerse medidas disciplinarias si la rescisión no se notifica con la debida antelación dentro de los 15 días siguientes al último partido oficial de la temporada (incluyendo las copas nacionales) con el club en el que está registrado el jugador.

El periodo protegido comienza de nuevo cuando, al renovar el contrato, se extiende la duración del contrato previo.

Sanciones deportivas al club

Además de la obligación de pago de una indemnización, deberán imponerse sanciones deportivas al club que rescinda un contrato durante el periodo protegido, o que haya inducido a la rescisión de un contrato.

Debe suponerse, a menos que se demuestre lo contrario, que cualquier club que firma un contrato con un jugador profesional que haya rescindido su contrato sin causa
justificada ha inducido al jugador profesional a la rescisión del contrato.

La sanción consistirá en prohibir al club la inscripción de nuevos jugadores, tanto en el ámbito nacional como en el internacional, durante dos periodos de inscripción completos y consecutivos. El club podrá inscribir nuevos jugadores, tanto en el ámbito nacional como en el internacional, solo a partir del próximo periodo de inscripción posterior al cumplimiento íntegro de la sanción deportiva respectiva. En particular, el club no podrá hacer uso de la excepción ni de las medidas provisionales establecidas con el fin de anticipadamente inscribir a nuevos jugadores.

Se sancionará a toda persona sujeta a los Estatutos y reglamentos de la FIFA que actúe de cualquier forma que induzca a la rescisión de un contrato entre un jugador profesional y un club con la finalidad de facilitar la transferencia del jugador.

El contrato de música en vivo.

 

Creemos necesario repasar de manera general las cláusulas imprescindibles que debe recoger un contrato musical a la hora de contratar a un artista para una actuación en vivo.

El contrato exige un alto nivel de detalle sobre la cantidad de posibilidades que se pueden llegar a dar tras llegar a un pacto con un artista musical.

Personalmente nos hemos encontrado con posibilidades no especificadas tras un contrato que, en el momento de su firma, y que eran inimaginables.

Por ejemplo, en un contrato a porcentaje de beneficio sobre entradas vendidas hasta X número de entradas, ¿ese porcentaje cómo se aplica con las entradas vendidas en puerta?

No es ningún secreto que en el mundo del directo nace una múltiple cantidad de conflictos derivados de acuerdos poco matizados.

Conviene que cada profesional se haga un contrato modelo con un amplio número de cláusulas y, para según qué caso, borre y/o modifique las cláusulas que considere necesarias.

Las 9 más importantes para tu contrato de actuación son:

  1. Acuerdo económico: Suele ser un fijo + gastos de transporte y alojamiento, o solo fijo, o fijo + un porcentaje del dinero recaudado de las entradas a partir de cierto número, o un tanto por ciento sobre la facturación y punto. Es importante aclarar quién asume cada responsabilidad: coger los vuelos y hoteles, pagar promoción, etc.
  2. Venta de entradas: Donde especificamos los canales por los que se venderán, quién se encargará de ello, la cantidad de entradas que se pueden vender, etc. Es clave porque a menudo la venta de entradas será escasa y, cuando investiguemos, a lo mejor nos damos cuenta de que sólo hemos puesto entradas online para un público adulto que no se siente cómodo utilizando Internet, por ejemplo.
  3. Catering: Donde es más común que haya quejas, ya que unos esperaban una cosa y otros otra. Es una de las cosas más baratas y sencillas de hacer bien. Conviene especificar en detalle.
  4. Suspensión: Esta cláusula es significativa, pues hay muchas variables ante la suspensión de un evento.
  5. Obligaciones de la CIA (del artista)
  6. Rider técnico.
  7. Zona merchandising
  8. Invitaciones: Cuántas personas pueden invitar los artistas y cuántas los promotores/sala/festival.
  9. SGAE: Si el artista tiene acuerdo con SGAE o no es importante, puedes haber echado tus cuentas hilando muy fino pero llevarte una sorpresa poco agradable el día del evento.

Rescisión De Contratos en el Fútbol. ¿Qué Es Una ‘Causa Justa’? 

El principio de la FIFA contenido en el artículo 13 del RSTP es que, por lo general, ninguna de las partes puede rescindir unilateralmente un contrato de fútbol. Por lo tanto, solo se puede rescindir cuando (i) el contrato expira, o (ii) cuando ambas partes lo acuerdan mutuamente.

Aparte del principio general anterior, la única excepción en la que una parte puede rescindir unilateralmente un contrato sin consecuencias es cuando existe una  CAUSA JUSTA.

¿Qué es ‘Causa Justa’?

El término ‘Causa Justa’ se refiere a las excepciones o circunstancias reconocidas en el Reglamento de la FIFA y Decisiones anteriores, que pueden permitir a un club o jugador rescindir el contrato de trabajo entre ellos, sin ningún castigo o consecuencia. Cualquier rescisión unilateral fuera de una “causa justa” generaría sanciones monetarias y / o deportivas contra la parte incumplidora.

Recientemente se confirmó que una cláusula que permitía al club rescindir unilateralmente el contrato en cualquier momento y tener que pagar una indemnización no es válida, ya que esto crearía un reparto desproporcionado de los derechos de las partes en un contrato de trabajo, en gran perjuicio del jugador.

En el fútbol, la ‘causa justa’ debe implicar una razón convincente para la rescisión del contrato por cualquiera de las partes. El artículo 14 de la RSTP establece que cualquiera de las partes puede optar por rescindir un contrato sin consecuencias cuando exista una causa justa. Es importante tener en cuenta que existe una “causa justa” para los clubes, así como para los Jugadores. Sin embargo, la primera parte de este artículo se basará en la rescisión de los contratos por “causa justa” por parte de los clubes .

‘Just Cause’ de Clubs

A los clubes se les puede permitir rescindir unilateralmente el contrato de sus jugadores, solo cuando exista una ‘causa justa’. Las circunstancias habituales en las que ha surgido la cuestión de la “cláusula justa” por parte de los clubes se comentarán a continuación.

Malos resultados

En varios paises, es una práctica común que los clubes rescindan unilateralmente los contratos de los jugadores basándose en un desempeño deficiente; y usan incorrectamente la palabra “liberados” en sus declaraciones oficiales. Sin embargo, según la jurisprudencia de larga data de la FIFA, los malos resultados no pueden ser una causa justa para la rescisión del contrato de un jugador.

Es un criterio ya estableciod que la falta de rendimiento de un jugador no es una causa justa para que un club rescinda unilateralmente un contrato de trabajo.

En resumen, los clubes no están autorizados a rescindir los contratos de sus jugadores por malos resultados. Como futbolista, ya sea que realmente baje su forma durante la temporada y su club finalmente sea relegado, o si su club inventa una acusación de “bajo rendimiento” en su contra; el club no puede rescindir unilateralmente su contrato, ya que no habría una causa justa.

Como propietario o administrador de un club, es aconsejable que el club considere encontrar una manera amistosa de llegar a un acuerdo con el jugador para una rescisión mutua de su contrato cuando haya un desempeño deficiente. Alternativamente, el Club puede ofrecer al jugador a otros clubes de fútbol que puedan estar interesados en sus servicios.

  1.  Lesiones

También es importante tener en cuenta que el contrato de un jugador no puede rescindirse por la circunstancia de que el jugador se lesionó; más especialmente cuando dicha lesión fue sufrida mientras ofrecía sus servicios al club. De hecho, no importa si el período de la lesión es prolongado.

Es ampliamente conocido y aceptado que las lesiones forman parte del fútbol. Por lo tanto, es deber del club cuidar de un jugador que se lesiona mientras el jugador está bajo contrato con el club. Sería una violación del empleo si el contrato del jugador se rescinde debido a lesiones. Quedando claro que cualquier lesión del jugador que suceda en el transcurso del servicio del jugador al club, genera que el club sea responsable de cubrir el costo del tratamiento, así como los costos incurridos durante el proceso de rehabilitación.

  1.  Ausencia

La ausencia de un jugador puede constituir una “causa justa” para la rescisión de su contrato por parte del club. Sin embargo, la ausencia debe ser prolongada para que sea suficiente para constituir ‘causa justa’.

Además, sería importante establecer si se programaron partidos oficiales durante el período de ausencia del jugador. Es en circunstancias en las que tal ausencia es prolongada o se repite con tanta frecuencia que no se puede esperar razonablemente que el club tolere tal comportamiento, que el club puede proceder a rescindir unilateralmente el contrato (después de haber notificado previamente la ausencia el el jugador).

Un ejemplo reciente es el despido por parte del Sunderland Football Club, dos de sus jugadores (Papy Djilobodji y Didier Ndong) durante el transcurso de 2018. Papy Djilobodi había manifestado interés en dejar el club, por lo que tenía un acuerdo con el club para que fuera Permitido pasar el mes de julio en una licencia voluntaria sin goce de sueldo. Una vez transcurrido el período y la transferencia propuesta por el jugador se rompió, el jugador inicialmente se negó a regresar al club. Se necesitaron avisos de ausencia escritos por Sunderland al jugador antes de que el jugador finalmente reanudara. En ese momento, el jugador falló su prueba de condición física y el club rescindió su contrato por la ausencia prolongada.

Conclusión

El Reglamento de la FIFA busca garantizar que los clubes y jugadores cumplan el contrato entre ellos, al prohibir la rescisión prematura de dichos contratos. Solo cuando existe una “causa justa”, dichos contratos pueden rescindirse unilateralmente antes de su expiración.

La “causa justa” para los clubes, como se mencionó anteriormente, es la más común cuando han surgido disputas. Por lo tanto, la lista anterior no se limita de ninguna manera a esos. Debe tenerse en cuenta que otras circunstancias en las que no se puede esperar razonablemente que alguna de las partes contratantes continúe con la relación laboral, probablemente serían consideradas como “causa justa” por la Cámara de Resolución de Disputas de la FIFA.