WhatsApp, Facebook y el uso no consentido de nuestros datos personales.

pexels-thought-catalog-2228555

 

WhatsApp es, sin duda, una de las aplicaciones más exitosas del mundo, con más de dos mil millones de usuarios activos, y se ha convertido en una plataforma de uso diario que les permite a las personas comunicarse rápidamente.

Una de las características que más destaca la compañía es el hecho de que las comunicaciones están cifradas de extremo a extremo, eso quiere decir que solo las personas involucradas en el chat pueden ver su contenido y la plataforma no puede acceder a los mensajes, ni estos tampoco quedan almacenados en sus servidores.

Aun así, Apple recientemente hizo una nueva actualización de privacidad que muestra cuáles son los datos que almacenan las aplicaciones que son descargadas en su tienda Apple Store.

En esto señaló que la popular aplicación de mensajería instantánea, propiedad de Facebook, recopila información de los contactos que están agregados en nuestro celular, así como la IP de la conexión y datos comerciales.
Situación que generó que WhatsApp decidiera publicar en su página web oficial cuál es la información que recopilan de sus usuarios y que no se encuentra cifrada. “Si bien debes otorgarnos acceso a tus contactos para que podamos entregar los mensajes que envías, no compartimos las listas de contactos con nadie para que haga uso de ellas, ni siquiera con Facebook”, indicó.

Esta es la información a la que la aplicación accede cuando es descargada en un dispositivo móvil:

- Datos de contacto: la compañía indicó que ellos tienen el número de teléfono del usuario y en algunos casos su correo electrónico, si este último es incluido por el usuario.

- Contactos: la plataforma tiene acceso a los números de todos tus contactos. “Te solicitamos permiso para acceder a tus números de teléfono a fin de identificar cuáles de ellos están verificados en nuestro sistema. Si eliges otorgarnos permiso, la aplicación muestra los nombres que selecciones de tu lista de contactos”, indica WhatsApp.

- Datos financieros: esto aplica para los países en donde la aplicación tiene habilitado los pagos dentro de la plataforma, con esto accede a la información del banco en el que el usuario tiene su cuenta y los datos de tarjeta de crédito que es registrada por la persona.

- Compras: si el usuario accede a cuentas que tienen tiendas en Facebook y WhatsApp, la plataforma conoce cuál es la actividad de compra, tanto los productos que adquiere como los que la persona mira. “Esto significa que las búsquedas y tus experiencias de compras en las tiendas pueden influir en lo que ves en las tiendas y en otros productos de Facebook”, detalla la compañía.

- IP de la conexión: la aplicación puede acceder a la dirección IP de la cual se conecta el teléfono para poder usarla.

- Ubicación: la compañía señala que aunque no tienen acceso de la ubicación precisa del usuario, sí tienen la dirección IP y el código del país del número de teléfono usado por la cuenta.

- Contenido de la cuenta: WhatsApp señala que reciben la información de foto, nombre y descripción del perfil de la cuenta y de los grupos.

Pero al inicio de este año, la popular aplicación de mensajería instantánea WhatsApp les notificó a sus usuarios una serie de cambios en sus términos de servicio y políticas de privacidad, las cuales comenzarán a regir desde el próximo 8 de febrero.

La compañía indica que las actualizaciones le permitirán al usuario obtener más información sobre como la aplicación trata los datos de cada cuenta, cómo las empresas pueden usar los servicios alojados de Facebook para almacenar y administrar sus chats de WhatsApp y cómo están asociados con Facebook para “ofrecer integraciones en los productos de las empresas de Facebook”.

Dentro de su página oficial, la aplicación, con más de 2 mil millones de usuarios activos en el mundo, señala cuál es la información que recopilan de los usuarios, cómo la usan, cuáles son los datos que los usuarios y la compañía comparten, cómo lo usan con las otras empresas que pertenecen a Facebook, cómo procesan los datos, entre otros.

¿Qué información recopilan?

WhatsApp indica que ellos acceden a la información de la cuenta de los usuarios, eso significa su número de teléfono móvil, el nombre del perfil, imagen y descripción que incluye la persona.

En cuanto a los mensajes, la plataforma señala que cuentan con cifrado de extremo a extremo, por lo que no se almacenan en los servidores de la compañía, pero si en los dispositivos del usuario. Así mismo, la aplicación accede a todos los contactos que están guardados en el celular.

La app también recoge los datos de transacciones y pagos, esto para los países en donde están habilitadas las compras dentro de la plataforma. La información corresponde a la transacción, su método de pago, detalles de envío y el monto.

Por otro lado, la compañía recopila información de la actividad del usuario dentro de la aplicación, esto quiere decir cómo interactúa con los otros usuarios, incluidas empresas o negocios, el tiempo, la frecuencia y la duración de esas interacciones.

Esto también incluye información sobre cuándo se registró para utilizar nuestros servicios; las funciones que utiliza, como nuestra mensajería, llamadas, estado, grupos (incluido el nombre del grupo, foto del grupo, descripción del grupo), pagos o funciones comerciales; foto de perfil; información ‘acerca de’; si está en línea; cuándo utilizó por última vez nuestros servicios (su ‘última vez que lo vio’)”, entre otras cosas.

La plataforma recopila un amplio número de datos del usuario.

Así mismo, la aplicación de mensajería también accede a información del dispositivo en el que usa la aplicación, esto quiere decir su modelo, su sistema operativo, el nivel de batería, intensidad de la señal, cuál es la versión de la aplicación que tiene, el operador de telefonía, datos del navegador que usa, información de la conexión, el número telefónico, la dirección IP, idioma y zona horaria.

Además, WhatsApp recopila datos sobre la ubicación del dispositivo. “Incluso si no usa nuestras funciones relacionadas con la ubicación, usamos direcciones IP y otra información, como códigos de área de números de teléfono, para estimar su ubicación general (por ejemplo, ciudad y país)”, indica la compañía de Facebook. La plataforma también usa cookies para operar.

En cuanto a la información de terceros, la app recibe información de la persona proporcionada por otros usuarios. “Cuando otros usuarios que usted conoce utilizan nuestros servicios, pueden proporcionar su número de teléfono, nombre y otra información (como información de su libreta de direcciones móvil) del mismo modo que usted puede proporcionar la de ellos”, precisa la aplicación.

¿Cómo usan la información?

La compañía asegura que esta información recopilada de sus usuarios es utilizada para “operar, proporcionar, mejorar, comprender, personalizar, respaldar y comercializar” los servicios que ofrecen.

Así mismo, dentro de la política de privacidad WhatsApp señala que a las empresas y negocios que hacen uso de la plataforma le pueden proporcionar métricas sobre el uso que hacen de los servicios.

Además, la aplicación de mensajería asegura que como hace parte de las empresas de Facebook, WhatsApp recibe la información de las otras empresas del conglomerado, como es el caso de las redes sociales Facebook e Instagram.

La política actualizada deja claro que los datos recopilados por WhatsApp se compartirán ahora con Facebook, lo quiera o no el usuario. Estos datos incluyen los números de teléfono, «datos de transacciones, información relacionada con el servicio, información sobre cómo interactúa con otros (incluidas las empresas)» cuando utiliza sus servicios, así como información del dispositivo móvil y la dirección IP, entre otros.

«Como parte de las empresas de Facebook, WhatsApp recibe información de las otras empresas de Facebook, y también comparte información con ellas», explica la política de privacidad. «Ambas partes podemos usar la información que recibimos para operar, proporcionar, mejorar, entender, personalizar, respaldar y promocionar nuestros Servicios y sus ofertas, incluidos los productos de las empresas de Facebook», añade.

Compartir datos con Facebook será obligatorio para todos los usuarios, excepto para los de la UE, donde se aplica desde 2018 el Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea (GDPR por sus siglas en inglés).

Ante la inquietud de nuestros clientes corporativos y personales, nuestra posición ha sido la misma, si no existe forma de rechazar el uso de las condiciones de WhatsApp, es porque el consentimiento no se está otorgando de forma voluntaria, lo que implica que el mismo es forzado y en consecuencia ilegal, lo que nos ha obligado a recomendar que se deje de usar la aplicación.