Nos esmeramos por entenderle y brindarle la solución que usted está esperando

Cada asunto encomendado por nuestros clientes, es el más importante, cada consulta es un reto, por lo que cada problema tiene su solución Mas »

Asesoría Especializada

Brindamos una visión plenamente interdisciplinaria e internacional para cada asunto, y a la vez tratamiento específico y a la medida en cada caso. Mas »

Un equipo de profesionales a su disposición

Nuestro equipo cuenta con años de experiencia en la asesoría corporativa de empresas nacionales y extranjeras. Profesionales con visión de empresa y liderazgo quienes conjuntamente con su capacidad de trabajo están a la disposición permanente de nuestros clientes. Mas »

Amplia experiencia en transacciones corporativas

Brindamos asesoría en formación de nuevas empresas, negociaciones comerciales, contratos de todo tipo, medios alternos de solución de conflictos, compra y venta de activos, ingreso e inversión en nuevos mercados, y demás transacciones comerciales. Mas »

Especialistas en Usted

Nos define la personalización de nuestros servicios. Buscamos forjar relaciones de largo plazo con usted, comprendiendo su negocio. Nuestros clientes nos consideran no sólo sus asesores de confianza, sino sus aliados estratégicos, ajustados a sus necesidades particulares. Mas »

 

Bienvenido

ABINT Abogados Integrales es una firma global, multidisciplinaria y multi-jurisdiccional que presta asesoramiento legal tanto a nivel nacional como internacional. Cubrimos toda Venezuela y a través de nuestras alianzas con despachos de todo el mundo tenemos capacidad para ofrecer un servicio global. Contamos con un equipo especializado en las diferentes áreas de práctica para prestar una asesoría integral.

Nuestra firma está integrada por profesionales con una visión moderna, práctica y eficaz de la profesión, orientado al asesoramiento y apoyo de la gestión integral de nuestros clientes. La experiencia de los componentes y la forma de trabajar en equipo aseguran el asesoramiento y la información detallada y personalizada al cliente.

El principio “Durchgriff” contra el fraude laboral en el Futbol Profesional.

El deporte visto como negocio puede ser beneficioso en la gran mayoría de los casos ya sea como dueño o accionista. Sin embargo, el panorama no siempre suele ser favorable para todos, pues como todo proyecto el deporte también cuenta con riesgos en materia económica que pueden traer consecuencias civiles, penales y administrativas.

El Abuso de la personalidad jurídica es una expresión elíptica, que equivale al abuso de los derechos sintéticamente resumidos en el concepto de persona jurídica. Por tanto, es una figura que se inscribe en el género más amplio del abuso del derecho, encontrándose con aquella variedad y multiplicidad de remedios que éste último ha recibido en el transcurso del tiempo y del espacio.

El remedio más directo, sin duda, es aquel que utiliza la técnica que en Italia se conoce como superamento dello schermo della personalità giuridica, y que en los demás países en los cuales se utiliza asume las denominaciones  más  variadas,  desde piercing o lifting the veil of incorporation en el Reino Unido y en los Estados Unidos de América, o Durgriff  en Alemania, hasta “levantamiento del velo corporativo” en Venezuela.

Este es un remedio directo, porque pretende desentrañar la metáfora en que consiste el concepto de persona jurídica: la resuelve en un conjunto de normas que atribuyen beneficios, el primero de ellos, el beneficio de la responsabilidad limitada; y luego impone la desaplicación de aquellas normas a quienes hayan abusado de los beneficios correspondientes, con la consiguiente pérdida de su aprovechamiento, lo que conlleva a asumir una responsabilidad ilimitada y la sujeción personal a responder personalmente con su patrimonio en caso de insolvencia de la persona jurídica.

El artículo 1250 del Código Civil define a las obligaciones indivisibles como sigue: «La obligación es indivisible cuando tiene por objeto un hecho indivisible, la constitución o la transmisión de un derecho no susceptible de división». Y la primera parte del artículo 1254 del Código Civil establece lo copiado a continuación: «Quienes hubieran contraído conjuntamente una obligación indivisible, están obligados cada uno por la totalidad». Dicho en otras palabras, si una obligación no puede ser dividida, porque su objeto es un hecho indivisible o su objeto es la constitución o la transmisión de un derecho no susceptible de división, y si dicha obligación tiene dos o más deudores, entonces el acreedor correspondiente puede requerir, de cualquiera de esos deudores, que cumpla con tal obligación indivisible.

Este no es el caso de la obligación de pagar una suma de dinero, pues el dinero es divisible. Entonces, en presencia de una obligación indivisible, y a diferencia de lo que ocurre con las obligaciones pecuniarias, sucede que, como la prestación no se puede dividir, cada codeudor está obligado frente al acreedor por la totalidad. Las obligaciones indivisibles son distintas de las obligaciones solidarias, pues en estas la prestación se puede dividir, no obstante cada codeudor está obligado frente al acreedor por la totalidad. Un caso muy importante de solidaridad es el previsto en la primera parte del artículo 1195 del Código Civil, que dispone: «Si el hecho ilícito es imputable a varias personas, quedan obligadas solidariamente a reparar el daño causado». Este último artículo puede ser aplicado cuando ocurre un fraude a los acreedores o cualquier otro hecho ilícito cuya autoría sea atribuible a dos o más personas que forman parte del mismo grupo. En esta circunstancia, esas personas, como coautoras de tal hecho ilícito, responden solidariamente

La Teoría del levantamiento del Velo Corporativo o el principio “Durchgriff, tiene el fin de evitar abusos de la personalidad jurídica que efectúan los particulares o sociedades que se escudan en la personalidad jurídica de otras sociedades, para diluir o suprimir responsabilidades patrimoniales a la que pudieran verse afectados.

La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Venezuela ha invocado la doctrina del levantamiento del velo corporativo – entre otros- en fallo dictado el 5 de octubre de 2001.

En dicha decisión la Sala Constitucional proclama que las personas naturales no pueden

“…escudarse en la personalidad jurídica de las sociedades civiles y mercantiles para lesionar ilícitamente y fraudulentamente a otras personas…” y que, por ello, es que “…doctrinas como la del ‘disregard’ o del levantamiento del velo corporativo han sido aceptadas por esta Sala…”

En el caso de la sentencia «Electricidad de Caracas», la Sala aplicó la sentencia, levantando el velo corporativo en un caso laboral, para lo cual expresó lo que sigue: … decisión N.º 903/2004 (…) interpretación del artículo 89.1 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (…) se trata de una responsabilidad exigida al grupo económico (…) pudiendo ser condenada judicialmente cualquiera de las personas naturales o jurídicas que conforman la unidad económica a la obligación asumida por cualquiera de sus integrantes (…) esta Sala es del criterio que la responsabilidad solidaria a la que se ha aludido tiene como causa la obligación indivisible del grupo, que actúa como unidad.

En el Derecho del Fútbol, El principio “Durchgriff” permite traspasar el velo corporativo y reconocer derechos pertenecientes a una entidad jurídica, a una persona física que ha creado una entidad jurídica para el ejercicio de su actividad comercial.

Para que se aplique el principio Durchgriff el individuo debe demostrar que ella (el) es accionista de la entidad jurídica o que hay una identidad económica entre él (ella) y la empresa, y que hay un uso indebido de la independencia jurídica de la “sociedad limitada unipersonal” para obtener fraudulentamente una ventaja injustificada.

Para establecer la capacidad de accionista unipersonal no basta con que la persona en cuestión presente una declaración (firmada) que confirme que ella (el) tiene la totalidad de las acciones de la empresa. Sino que deben aportarse pruebas más convincentes como, por ejemplo, las propias acciones o, al menos, el registro de accionistas al portador y de los propietarios efectivos notificados a la empresa según lo dispuesto en el Código de Obligaciones de Suiza.

Y la responsabilidad penal?

El abuso de la personalidad jurídica se puede reprimir, y de hecho se ha reprimido en diversas ocasiones, a partir de las teorías reduccionistas de la persona jurídica, entendida como metáfora que resume un conjunto de normas que en todo caso regulan las conductas de personas naturales; pero, en sentido contrario, puede ser reprimido si se toma completamente en serio la metáfora de la persona jurídica como persona auténtica, perteneciente al mismo género al que pertenece la persona natural.

Un ejemplo significativo en este sentido es la teoría de BIGIAVI sobre los accionistas tiranos, cuyo personal sometimiento a la quiebra se aña-de a la quiebra de la sociedad; no es consecuencia del levantamiento del velo y de la diferenciación de sujetos entre socios y sociedad, sino que, por el contrario, la presupone: la sociedad entra en quiebra como empresario evidente, aquéllos entran en quiebra como empresarios ocultos de la misma empresa. En Alemania se ha llegado a tomar tan en serio esta metáfora que se ha llevado a consecuencias extremas: se ha querido tomar al pie de la letra expresiones como «sociedad madre», «sociedad hija» o «sociedades hermanas», exigiendo la aplicación de normas correspondientes a las que prevén incompatibilidades en las relaciones de familia entre personas naturales. Así, nos colocamos en el mismo camino cuando disponemos, como ahora lo hacen diversos legisladores europeos, incluso el legislador italiano (Decreto Legislativo 231 del 8 de junio de 2001), que la persona jurídica, así como la persona natural, puede ser llamada a responder frente a un juez penal por haber cometido un hecho constitutivo de delito. Si en la doctrina del siglo XIX existía un punto sobre el cual convergían las teorías que afirmaban y las que negaban la configuración de los entes colectivos como personas, se trataba del aforismo societas delinquerenon potest.

Para los primeros, la persona jurídica, aunque persona, era en todo caso una persona ideal o artificial, distinta del hombre; por ende, no podían aplicárseles las normas que presuponen la persona humana y, entre éstas, las normas que castigan los hechos que la ley prevé como delito. La responsabilidad penal, por definición, es una responsabilidad personal, lo que excluye que la entidad pueda ser llamada a responder por el delito cometido por sus órganos. Los segundos, en cambio, no veían otra cosa que el delito cometido por las personas naturales de los socios o de los administradores de la sociedad, quienes eran los únicos que podían ser llamados a responder por ilícitos penales. Ambos parecían encontrarse en una irreductible antítesis: por una parte, la des-personalización de los intereses y de los comportamientos, propia de la organización colectiva dotada de personalidad jurídica; por la otra, el carácter estrictamente personal de la responsabilidad penal. De esta manera, entonces, las teorías opuestas terminaban por ser solidarias entre ellas mismas, al reconocer una amplia inmunidad: por el delito cometido por el administrador, sólo éste podía ser llamado a responder.

Así se terminaba por castigar, como chivo expiatorio, tan sólo al ejecutor material del delito, dejando impunes a quienes, bajo el velo corporativo de la persona jurídica, tal vez habían sido los organizadores anónimos o habían permitido que el delito se cometiera, y que en todo caso reportaron beneficios del mismo. Así, la metáfora despersonalizante de la persona jurídica terminaba por resumir una inexpugnable inmunidad penal; levantaba una barrera que se tornaba insuperable por el principio de la personalidad de la responsabilidad penal. Entonces, he aquí una salida: si se pretende superar esta inmunidad, digamos que la persona jurídica tiene, a la par del hombre, capacidad penal y puede ser objeto de penas, obviamente de carácter pecuniario, y puede también ser condenada –que es lo más importante– a penas accesorias y a medidas de seguridad. Digamos que el principio de personalidad de la responsabilidad penal se respeta si, por el delito cometido por sujetos de manera colectiva y despersonalizada, ellos responden penalmente no en calidad de individuos, sino de manera colectiva y despersonalizada, es decir, que responde la persona jurídica, afectada en su patrimonio por las penas pecuniarias, afectada en su capacidad de actuar por las penas accesorias de interdicción, afectada de nuevo en su patrimonio por unas medidas de seguridad como la confiscación, que le arrebatan el precio, provecho o producto del delito, y su equivalente en dinero. Aquí, el Durgriff no consiste en penetrar más allá del velo de la persona jurídica y en agarrar, más allá de ese levantamiento del velo, a cada uno de los mandantes del delito, en su calidad de reos en carne y hueso. Por el contrario, consiste en someter a un procedimiento penal y en condenar a la persona jurídica como tal, de manera que pierde importancia la identificación, detrás del velo corporativo, de los mandantes internos del delito (o en el lenguaje del derecho penal, de los autores mediatos) y pierde importancia también la identificación de los ejecutores externos. La peculiaridad de la responsabilidad penal de la persona jurídica reside en que ésta es llamada a responder por el solo hecho de que el delito es a ella reconducible, incluso cuando los autores no han sido identificados o no son punibles. En fin, el delito lo ha cometido la propia persona jurídica; y el Durgriff está justamente en el hecho de que su responsabilidad penal prescinde de la identificación tanto de los autores materiales del delito como de sus mandantes. Luego, en la prueba de los hechos, si la persona jurídica es exonerada de responsabilidad penal, serán sus socios quienes responderán penalmente: sus aportes perderán valor en la medida en que el patrimonio de la sociedad sea disminuido por las penas pecuniarias, por las incapacidades impuestas como penas accesorias, por la confiscación de lo que constituyó el precio, provecho o producto del delito.

En algún momento muy cercano, responderán penalmente aquellos empleadores que abusando de su posición de dominio, a través de personas jurídicas, se hacen dueños de equipos de Futbol y no le responden a su personal.

 

CONSECUENCIAS LEGALES DE LA IMPLEMENTACION DE LA “SUPERLIGA EUROPEA”

superliga

Han pasado casi 30 años desde que se introdujo por primera vez la idea de una Superliga europea. Avance rápido hasta 2021, y la idea parece estar cada vez más cerca de la realidad. Sin embargo, muchos jugadores, entrenadores y aficionados de todo el mundo están divididos acerca de esta liga innovadora. Por un lado, la liga proporcionará una acción emocionante para los fanáticos, ya que los mejores equipos de cada país europeo se enfrentarán con frecuencia. Por otro lado, los jugadores y entrenadores tendrían otra competencia que agregar a sus apretadas agendas. Los equipos europeos ya están involucrados en numerosas competiciones nacionales, por lo que agregar otra crearía un caos en lo que respecta a la programación, las lesiones y la gestión de escuadrones. Todos estos pueden parecer problemas graciosos que se resolverán con el tiempo, pero ¿qué hay de las consecuencias legales? La fama y la emoción de esta nueva liga pueden parecer fantásticas al principio, pero es posible que los jugadores tengan que pensarlo dos veces antes de empezar a jugar.

Entonces, ¿qué es exactamente una Superliga europea? Básicamente, sería una liga compuesta por los mejores equipos de Europa. Estos equipos se elegirían sobre la base del éxito histórico y la estabilidad financiera. Equipos como El AC Milan, el Arsenal FC, el Atlético de Madrid, el Chelsea FC, el FC Barcelona, el FC Internazionale Milano, la Juventus FC, el Liverpool FC, el Manchester City, el Manchester United, el Real Madrid CF y el Tottenham Hotspur son los doce clubes fundacionales que ya han firmado, “clubes fundadores centrales” que nunca descenderían y otros 5 equipos que podrían descender en función de sus actuaciones. Para aquellos que siguen el fútbol, ​​esta liga puede sonar como una versión mejorada de la Liga de Campeones, lo cual no está mal. La principal diferencia radicaría en el proceso de emparejamiento. Siendo una de las competiciones deportivas más populares del mundo, la UEFA Champions League es amada por los fanáticos y jugadores de todo el mundo porque proporciona un escenario para que los equipos etiquetados como “perdedores” prueben su suerte contra las potencias europeas. Por ejemplo, flashback de la Champions League 2019-20. Las semifinales contaron con los equipos desfavorecidos RB Leipzig y Lyon, que nadie hubiera esperado que superaran siquiera los octavos de final. Aunque ambos equipos fueron eliminados por PSG y Bayern Munich respectivamente, fue un espectáculo para saborear. Este elemento sorpresa es lo que hace que la Champions League sea una competición tan atractiva, pero también puede conducir a juegos que carecen de calidad y emoción; por ejemplo, si dos equipos menos calificados jugaran uno contra el otro y los equipos grandes fueran descalificados. Es más probable que los equipos con menos habilidades se enfrenten entre sí en la fase de grupos de la Liga de Campeones, que suelen ser los partidos que atraen menos atención.

Una Superliga eliminaría la cantidad de juegos “aburridos” y aumentaría la audiencia al proporcionar una plataforma exclusiva para que los equipos de élite se enfrenten entre sí. Al hacerlo, los ganadores y participantes de esta liga recibirían mayores recompensas financieras en comparación con otras competiciones, ya que la venta de entradas y el dinero de la transmisión generarían muchos más ingresos . A pesar del riesgo de más lesiones y horarios más ocupados para muchos equipos, la perspectiva de un fútbol emocionante junto con más dinero ha dividido las opiniones entre jugadores y entrenadores. Durante su discurso final, el expresidente del Barcelona, ​​Josep Maria Bartomeu, aseguró haber “aceptado propuestas para que el club se incorpore a una Superliga europea”. Para él, esto parecía una gran idea porque, dado que el Barcelona estaba tan endeudado por la compra de jugadores caros, las recompensas de la Superliga ayudarían a equilibrar los libros y estabilizar el balance del Barcelona. Sin embargo, otros no estuvieron de acuerdo con Bartomeu, sobre todo el presidente de La Liga, Javier Tebas, quien afirmó que el interés de Bartomeu en dicha liga valida su ignorancia sobre el fútbol. No se garantizaría que las luchas financieras del Barcelona se resolvieran con una Superliga, y esta liga tardaría mucho tiempo, alrededor de 3 a 4 años, en completarse e implementarse.

Al igual que en Tebas, muchos jugadores han expresado su oposición a una Superliga. El ex campeón del Mundo y actual centrocampista del Real Madrid Toni Kroos dejó claro su punto de vista al afirmar que “Estas competiciones tratan de absorberlo todo económicamente, y también de exprimirlo todo físicamente a los jugadores. Soy un gran fan de dejar las cosas como están cuando van bien ”. Sus comentarios proporcionaron a muchos una idea de cómo se siente ser un jugador en estos clubes de renombre. Se ven obligados a participar en concursos por los beneficios económicos, a expensas de su bienestar físico y mental. Sin embargo, Kroos hizo estos comentarios en noviembre de 2020 y aunque sus argumentos son válidos, ha habido más información sobre las ramificaciones legales de esta liga.

El mes pasado, ESPN publicó un artículo que explicaba que cualquier jugador que optara por participar en cualquier tipo de Superliga separatista sería legalmente prohibido jugar en las competiciones de la FIFA, incluida la Copa del Mundo . Esta declaración se hizo en conjunto con las otras 6 confederaciones alrededor del mundo, enfatizando que esta competencia separatista no sería reconocida a escala internacional. Este anuncio daría a jugadores como Toni Kroos más razones para oponerse a esta liga y centrarse en la Liga de Campeones y otras competiciones nacionales. Además, muchos entrenadores de fútbol de todo el mundo se lo pensarían dos veces antes de unirse a esta liga. Jugadores de renombre como Lewandowski, Messi y Ronaldo juegan cada uno para equipos que serían clasificados como uno de los “clubes fundadores principales”, según informes de Der Speigel. Esto significaría que si optaban por jugar en esta liga, sacrificarían la oportunidad de representar a su país en cualquier torneo reconocido por la FIFA. Los fanáticos de los deportes de todo el mundo se verían obligados a ver la Copa del Mundo sin sus estrellas favoritas, lo que significaría menos audiencia y emoción para todos.

Aunque la discusión sobre una Superliga no terminará pronto, los jugadores, entrenadores y fanáticos de todo el mundo tienen mucho en qué pensar. Personalmente, creemos que la Liga de Campeones ofrece entretenimiento más que suficiente para los fanáticos de todo el mundo. Algunos juegos no son tan entretenidos como otros, pero ese es el caso en todos los deportes. Además, seguros estamos que el anuncio de la FIFA debería hacer que el mensaje sea alto y claro. La Copa del Mundo es, y siempre ha sido, uno de los eventos deportivos más vistos del mundo. Una Superliga disidente, o cualquier tipo de competición externa que amenace con alterar la Copa del Mundo e impedir la participación de los jugadores, debería pensarlo dos veces en sus planes. Ver a sus jugadores favoritos caminar en la cancha para representar a su país en el escenario más grande del mundo es una sensación incomparable para muchos, incluso si no son fanáticos de los deportes religiosos. Mientras Messi, Ronaldo y muchos otros jugadores llegan a sus últimos años como atletas profesionales, esperemos que las ramificaciones legales de una Superliga separatista no interfieran con el torneo más grande del mundo.

 

La limitación de entrenarse en grupo y la mitigación del daño.

yyy

 

La prestación con contenido indemnizatorio, encuentra su límite en la posibilidad de satisfacción plena del afectado y en su ejecución por parte del responsable. Aunque si bien estamos claros que es el responsable quien debe asumir la reparación del afectado, no es extraño que su liquidación tenga que medirse y calcularse también a partir de la valoración de la conducta del perjudicado frente a la extensión del daño, en el curso normal de las cosas.

Lo anterior nos permite hablar de la posición del afectado frente a la limitación del agravamiento de la situación dañosa que ya se encuentra sufriendo.

La mitigación del daño es un deber jurídico del afectado derivado del principio de buena fe, que le exige probidad y cautela en su conducta para evitar que el daño sufrido se extienda o amplíe innecesariamente, más allá de lo que ya se ha materializado. Impone al afectado la exigencia de actuaciones que cualquier otra persona, en sus mismas condiciones, debiera realizar.

Evitar que un jugador entrene con el primer equipo es potencialmente una medida mucho más dura que asignar a un jugador para jugar partidos con el segundo equipo mientras se le permite entrenar con el primer equipo. Un atleta que no participa activamente en competiciones se deprecia en el mercado y reduce sus futuras oportunidades de carrera. Por consiguiente, los atletas tienen derecho a ejercer activamente su profesión.

El Panel en CAS 2018/A/6029 ha establecido que un club que relega arbitrariamente a un futbolista contratado para el primer equipo a jugar con el equipo sub-21, viola su derecho a entrenar y jugar con el primer plantel. Además, recalca que surge el deber de mitigar los daños y que el mismo se considerará de acuerdo con el principio general de equidad, lo que implica que, después de una violación por el club, el jugador debe actuar de buena fe y buscar otro empleo, mostrando diligencia y seriedad, con el objetivo general de limitar los daños derivados de la infracción y evitar que una posible infracción cometida por el club pudiera convertirse en un enriquecimiento injusto para él. El deber de mitigación no debe considerarse satisfecho cuando, por ejemplo, el jugador deliberadamente no busca un nuevo club o se niega injustificadamente a firmar un contrato de trabajo satisfactorio, o cuando, teniendo diferentes opciones acepta deliberadamente firmar un contrato con peores condiciones económicas, en ausencia de cualquier razón válida para hacerlo.

Sin embargo, la circunstancia de que un jugador reciba una remuneración más elevada en virtud de su contrato anterior que la que recibiría en virtud de su nuevo contrato no basta por sí sola para significar automáticamente que la compensación pagadera por su antiguo club deba reducirse en caso de que el nuevo el contrato no pagara al jugador tan bien como el contrato original.

Por ello, una vez ocurrido el daño, deben ejecutarse conductas que eviten que sus efectos se amplifiquen, el afectado siempre deberá actuar razonablemente para contrarrestar los efectos nocivos del daño sufrido, dentro de la medida de sus posibilidades y bajo la condición en la que esta se halle al momento de materialización del daño.

Los derechos federativos y económicos en las transferencias de futbolistas

Uno de los temas que por lo general pasa a un segundo plano en el mundo en las transferencias de futbolistas, seguramente por desconocimiento, es la distinción que se debe hacer entre lo que se llaman derechos federativos y derechos económicos.

No son lo mismo e inciden en las negociaciones que hacen entre clubes por los jugadores. Los representantes de los futbolistas manejan este tema a la perfección. Creemos necesario hacer un poco de pedagogía para entenderlos mejor y saber muy bien a qué se refieren cuando nos dicen que un determinado club se quedó con un porcentaje del jugador.

Los derechos federativos no se pueden dividir, ya que solo puedes estar inscrito en un único club. Los económicos, que se refieren al valor económico que puede representar un futbolista en un hipotético traspaso, sí son susceptibles de ser compartidos por varios sujetos, siempre y cuando no se trate de terceros (… ) Un tercero es cualquier parte ajena a los dos clubes entre los cuales se traspasa a un futbolista, o a cualquiera de los clubes anteriores en los que el jugador estuvo inscrito”.

De lo anterior queda claro que cuando en los medios deportivos o hasta en los mismos actores del fútbol hablan de derechos deportivos nos aportan una información muy general, sin explicarnos en detalle los términos de una negociación. O cuando dicen que se transfirió el “70% de sus derechos deportivos”, en realidad nos hablan de los económicos.

Un noción básica implicaría que La principal diferencia afecta a la titularidad de su propiedad, ya que mientras los derechos federativos pertenecen 100% al club y no pueden ser cedidos, los derechos económicos pueden ser compartidos por varios agentes o fondos de inversión.

Cada ventana de fichajes el mundo del fútbol experimenta un crecimiento en las noticias relacionadas con los fichajes. Particularmente a mitad de año, cuando el mercado más fuerte, el europeo, moviliza sumas cuantiosas de dinero en contrataciones de jugadores. Los equipos aprovechan para hacer los ajustes necesarios bien sea incorporando, vendiendo y adquiriendo en préstamo los jugadores que sus cuerpos técnicos necesitan.

Ahora bien, hay determinados tipos de fichajes, a saber:

Transferencia definitiva: Se entenderá por transferencia definitiva aquella que el club cedente traspasa al club cesionario, de manera total y permanente los derechos federativos del jugador, donde este club pagará una cantidad de dinero por la rescisión del contrato que vinculaba al jugador con el club de origen. Cuando un jugador pasa en forma concluyente de un club a otro. En otras palabras, una venta. Es la figura más utilizada en Europa. En este caso se transfieren los derechos federativos, los cuales permiten inscribir al futbolista en las distintas competiciones en las que participe el club al cual pasará, más un porcentaje (que puede ser completo) de sus derechos económicos, que es lo pagado por la transferencia del jugador. Sin embargo, los clubes por lo general se reservan un porcentaje de estos últimos derechos, ya que en caso de una futura venta pueden recibir una participación económica.

Préstamo: Una cesión o préstamo se produce cuando el club propietario de los derechos de un jugador permite al mismo actuar con otro conjunto diferente durante un periodo determinado de tiempo. La cesión es la fórmula más económica ya que no se paga traspaso, solo el salario del deportista. Esta figura tiene sus matices. Cuando un equipo presta a otro jugador lo que hace es ceder temporalmente (lo que dure el préstamo) los derechos federativos para que ese futbolista sea inscrito por el nuevo equipo.  Los derechos económicos no porque el club que presta al jugador no acaba su contrato. Se suspende temporalmente, mientras dure el préstamo y conserva los derechos económicos.

En los préstamos hay un valor que se paga precisamente por esa figura de la cesión temporal del futbolista; en otras palabras, la cesión de los derechos federativos. Ese dinero no debe confundirse con un pago por los derechos económicos.

También existe lo que se conoce como préstamo gratuito, En las transferencias a préstamo gratuitas, el club cesionario no paga ningún dinero al club cedente por la cesión de los derechos federativos del jugador. El club cedente simplemente cede al jugador para que éste se desarrolle en otro club y pueda demostrar sus condiciones, por ejemplo mientras culmina su etapa de formación, muy común en un club que tiene un jugador joven, con proyección, pero necesita darle minutos en otro club para que sume experiencia y después regrese.

¿Cómo son los préstamos con opción de compra?

Independientemente que el préstamo se haya realizado de manera gratuita u onerosa, el club cedente puede ceder a un jugador en préstamo, otorgando una opción de compra al club cesionario para que una vez se termine el término del préstamo, el club cesionario pueda adquirir o no definitivamente al Jugador. Técnicamente lo que se hace en este tipo de préstamos es pagar un valor para la cesión de sus derechos federativos, con la opción de comprarlo en definitiva en cuanto a sus derechos federativos y un porcentaje de sus económicos o la totalidad. Esto último ya dependerá del acuerdo al que lleguen ambos clubes.

Situación diferente y muy común, cuando el jugador queda libre. Termina su contrato y puede negociar directamente con el club que desee. Aquí ese pago no es el de la transferencia.

De esta forma está compuesto a grandes rasgos el sistema de transferencias en el fútbol internacional. Importantes conceptos, que nos despejan dudas, a la vez que sugieren una mayor rigurosidad por parte de los periodistas deportivos al momento de informar noticias relacionadas con las transferencias.

 

La ejecución de decisiones monetarias de los Órganos Jurisdiccionales de la FIFA

justicia

 

Una significativa reforma fue la incorporación del artículo 24 bis en el RETJ, que asigna a la Cámara de Resolución de Disputas (CRD), a la Comisión del Estatuto del Jugador (CEJ) y a sus respectivos jueces, facultades para decidir sobre las consecuencias que deberán soportar los futbolistas y clubes por la falta de pago de las cantidades adeudadas.

Es importante aclarar que el artículo 24 bis del RETJ se aplica a las disputas laborales entre clubes y jugadores, y a litigios entre clubes, que hayan sido presentados ante la FIFA a partir del 1 de junio de 2018; así como a contiendas relacionadas con la indemnización por formación y el mecanismo de solidaridad, si el futbolista fue registrado en el nuevo club en fecha posterior al 1 de junio de 2018.

Empero, no se aplicará a las decisiones en las que se hayan impuesto sanciones deportivas (prohibición de inscribir jugadores o restricción de jugar en partidos oficiales) de conformidad con el artículo 17 del RETJ, ya que en estos casos la Comisión Disciplinaria de la FIFA continuará a cargo de la ejecución de las mismas.

Cuando los Órganos Jurisdiccionales de la FIFA referenciados ut supra ordenen a un club o jugador abonar una suma de dinero, también deberán disponer sobre las consecuencias del incumplimiento de sus decisiones monetarias, que deberán figurar en la parte dispositiva de la decisión y serán las siguientes:

a. Para un club, la prohibición de inscribir nuevos jugadores, tanto en el ámbito nacional como en el internacional, hasta que se abonen las cantidades adeudadas. La duración total máxima de dicha prohibición, incluidas las posibles sanciones deportivas, será de tres periodos de inscripción completos y consecutivos;

 b. Para un jugador, la restricción de disputar cualquier partido oficial hasta que se abonen las cantidades adeudadas. La duración máxima de dicha restricción, incluidas las posibles sanciones deportivas, será de seis meses.

Es necesario recalcar que la prohibición o la restricción serán aplicables cuando las cantidades adeudadas no se abonen en un plazo de 45 días a partir de la fecha en que el acreedor haya comunicado al deudor su requerimiento de pago, tras la notificación de la decisión, que deberá ser firme y vinculante. Por lo tanto, una solicitud de fundamentos o la interposición del recurso ante el Tribunal Arbitral del Deporte, suspenderá la ejecución de una decisión monetaria.

Entonces, el acreedor deberá comunicar directamente al Departamento del Estatuto del Jugador de la FIFA (DEJ) la fecha en que comienza el plazo de 45 días para que el deudor efectúe el pago.

Además, para evitar que se inicie un procedimiento de ejecución innecesario, el deudor deberá notificar al DEJ que ha abonado en tiempo y forma la suma adeudada al acreedor. Luego, el DEJ contactará al acreedor para que confirme en el plazo de 5 días si ha recibido el pago. Si el acreedor confirma el pago o no responde, el DEJ archivará el expediente. Pero si transcurren los 45 días y no se recibe información del deudor, se procederá a hacer efectiva la prohibición o la restricción.

Si han sido cumplidos en debida forma los requisitos esgrimidos y finalmente se hacen efectivas las consecuencias del incumplimiento de las decisiones monetarias, es importante señalar que, tanto en la prohibición a un club de inscribir nuevos jugadores, como en la restricción a un futbolista de disputar partidos oficiales, el DEJ informará a la asociación miembro respectiva, solicitando que corrobore su implementación. La prohibición de inscribir nuevos jugadores será en el ámbito nacional e internacional, y se introducirá en el Sistema de Correlación de Transferencias.

Por último, existe la posibilidad de que la prohibición o la restricción sean levantadas antes de que finalice el plazo establecido, siempre que se realice el pago íntegro de la cantidad adeudada. En tal caso, el DEJ notificará inmediatamente a la federación miembro pertinente.

La estabilidad de los contratos de representación entre agentes y futbolistas.

agente

El contrato de representación es un contrato firmado entre el intermediario y el jugador para dar derecho al primero a representar, negociar y firmar el contrato en nombre de este último. Suele tener una validez de 2 años y debe ser autentificado por la asociación. El contrato de representación suele acordarse junto con los honorarios del agente e incluye una parte de la comisión de fichaje, aunque suele excluir otras primas como los goles o las apariciones.

El 2 de octubre de 2013, Jaroslaw Kolakowski, agente de fútbol, domiciliado en Polonia, y Dani Quintana, futbolista español, celebraron un contrato de representación, válido desde el 2 de octubre de 2013 hasta el 1 de octubre de 2015. El contrato de representación contenía 2 términos principales: 1) el agente tiene derecho a recibir una comisión por importe del 10% del importe total de los contratos del jugador; 2)el jugador tiene prohibido firmar un contrato con cualquier club, utilizando la representación o la ayuda de terceras partes o él mismo solo, de lo contrario estará obligado a pagar una penalización del 15% del importe total del contrato firmado en un plazo de 14 días.

El 29 de septiembre de 2014, el Jugador firmó un contrato de trabajo con el club saudí Al Ahli SC, pero el agente no participó en el proceso de firma. El contrato era válido desde el 28 de septiembre de 2014 hasta el 30 de junio de 2017. El 1 de febrero de 2015, el Contrato de Trabajo con el Al Ahli fue rescindido prematuramente.
En consecuencia, el Contrato de Trabajo del Al Ahli solo fue válido durante 4 meses y el Jugador solo fue remunerado por ese periodo.

El Jugador siempre debe tener derecho a actuar por sí mismo en un contrato de transferencia o de trabajo y prohibirle hacerlo sería una violación de sus derechos. Los agentes pueden ser designados exclusivamente frente a otro agente, pero ningún jugador debe ser obligado a utilizar un agente o impedido de concluir su propio acuerdo, sujeto sólo a una sanción financiera si decide finalmente representarse a sí mismo. Además, el Panel concluye que la cláusula 3 del Contrato de Representación tenía un efecto disuasorio
que debía disuadir al Jugador de negociar/firmar un contrato sin la participación del Agente. Las partes acordaron esta cláusula al celebrar el Contrato de Representación y, en virtud del principio pacta sunt servanda, no es irrazonable que el Agente tenga derecho a una comisión de penalización del 15%.

A pesar de que el contrato de trabajo se terminó después de 5 meses, el Panel del TAS observó que la duración activa del contrato era de hecho sólo de 4 meses y 2 días.

Según la experiencia del Panel, la práctica habitual del sector es que los agentes reciban una comisión del dinero que su cliente gana en virtud de un contrato de trabajo que negocian para este cliente. Participan en la remuneración que su cliente obtiene por sus servicios en la negociación de un contrato con un club. El contrato de representación simplemente establecía que el agente tenía derecho al 10% del valor total de cualquier contrato como comisión.

El Panel considera que tener que pagar la totalidad de sus ganancias (y más) de un contrato con un club a un agente, independientemente de si dicho agente negoció su acuerdo o no, no pudo haber sido la intención de las partes al celebrar el Contrato de Representación.

La palabra más importante es “comisión” y el hecho de que se establezca como un porcentaje. Según la experiencia del Panel, la mayoría de los agentes son recompensados por sus esfuerzos mediante el pago de una comisión calculada por referencia a un porcentaje de lo que el jugador recibe de su club. No de lo que se le podría pagar.

El contrato debe ser interpretado de manera que otorgue al Agente una comisión basada en los ingresos realmente obtenidos por el Jugador en virtud de cualquier contrato de trabajo. El Agente alegó que, aunque el tipo de interés era más elevado en Polonia que en Suiza, el tipo del 5% anual debería ser aplicable en el presente asunto en virtud de los artículos 73(1) y 104(1) del Código de Obligaciones suizo.

El Grupo de Expertos señala que en el derecho suizo está ampliamente aceptado que se aplique un interés del 5% a las deudas impagadas. El Grupo de Expertos observa que, aunque Kolakowski señaló que la legislación polaca preveía un tipo de interés más elevado, sólo reclamó un interés del 5%, por lo que el Grupo de Expertos ha determinado que el derecho suizo es aplicable al caso que nos ocupa.

Así pues, el recurso de Jaroslaw Kolakowski ha sido parcialmente estimado por el TAS.

 

CUANDO SE DEBE PAGAR LO ADEUDADO A LOS FUTBOLISTAS POR SUS CLUBES?

IMG_20210321_023255

 

El Reglamento sobre Estatuto y Transferencia de Jugadores de FIFA establece una norma de enorme importancia para los clubes y jugadores. Se trata del artículo relativo a las consecuencias que deben afrontar los clubes o jugadores en caso de incumplimiento de decisiones monetarias adoptadas por los mismos. Es decir, para intentar acabar con las deudas, provocando retrasos innecesarios.

Concretamente afecta a los litigios laborales entre clubes y jugadores que hayan surgido desde junio del 2018, así como a los relacionados con el llamado mecanismo de solidaridad o los derechos de formación.

También siempre y cuando haya sido registrado con el nuevo club, después del 1 de junio del 2018. Es decir, entre clubes, un club con un jugador o un jugador sin un club. Este nuevo artículo, de enorme importancia, no se aplica en los casos de ruptura de contrato sin causa justificada porque aquí la FIFA recoge medidas disciplinarias.

Pues bien, la FIFA se pronunció recordando las consecuencias de este artículo tanto para clubes como jugadores. El incumplimiento supondrá para “un club la prohibición de inscribir jugadores, tanto en el ámbito nacional como en el internacional, hasta que se abonen las cantidades adeudadas. La duración total máxima de dicha prohibición, incluidas posibles sanciones deportivas, será de tres periodos de inscripción completos y consecutivos”. En el caso del jugador, la restricción supondrá no poder “disputar cualquier partido oficial hasta que se abonen las cantidades” siendo la duración máxima, incluidas las sanciones deportivas, “de hasta seis meses”.

Sanciones o restricciones que entrarán en vigor si las cantidades adeudadas no han sido abonadas a los 45 días de de haber quedado firme el fallo. Siempre que lógicamente la decisión de FIFA sea firme y vinculante. De hecho, es el propio club o jugador acreedor quien debe comunicar al Departamento del Estatuto del jugador de FIFA la fecha en la que comienza el plazo de esos 45 días.

El deudor deberá, además, comunicar a FIFA cuando haga efectivo ese pago y esta pedirá al acreedor que le confirme en un plazo de cinco días que ha ingresado las cantidades. En caso de que, pasados esos cuarenta cinco días, no se abone esa deuda, la FIFA le comunicará al deudor que la sanción entra en vigor. Sanción que la FIFA pondrá en conocimiento de manera inmediata por escrito a la federación interesada para que la haga efectiva tanto a nivel nacional como internacional. Además, en el caso de la prohibición de inscribir jugadores, se introduce en el Sistema de Correlación de Transferencias (TMS).

Las sanciones dejarán de tener efecto en el momento que se abonen las cantidades previstas, ya sean clubes o jugadores, con los intereses correspondientes en caso de habernos. Es este caso, el Departamento del Jugador de la FIFA lo pondrá en conocimiento de la federación afectada.

NUEVAS REGLAS Y SANCIONES PARA LOS CICLISTAS PROFESIONALES.

Top-cycling-terms-to-watch-the-Tour-de-France_568x464

La Unión Ciclística Internacional (UCI) ha publicado una guía explicativa de la serie de nuevas reglas de seguridad que han entrado en vigor y que entrarán en vigor, y el presidente de la UCI, David Lappartient, insistió en que el organismo rector del deporte no está obsesionado con los detalles o imponiendo pequeñas multas, sino que está mirando un panorama mucho más amplio para mejorar la seguridad del ciclista.

La UCI creará una base de datos de choques para estudiar cómo y por qué ocurren, y analizará más a fondo la seguridad de los frenos de disco, el impacto de las radios de carreras en la seguridad e incluso el diseño de botellas y portabidones.

Después de prohibir la posición de ‘super-tuck’, es probable que la UCI agite a los ciclistas en el pelotón profesional con una serie de nuevas reglas y castigos, incluida la prohibición de la posición aerodinámica de ‘antebrazos en las barras’ que se usa comúnmente en las escapadas.

En una actualización de las reglas de la UCI, el organismo rector también confirmó que los ciclistas podrían ser multados, anclar puntos de clasificación y penalizar el tiempo si arrojan objetos como bidones y desperdicios de manera descuidada o peligrosa o fuera de nuevas zonas de basura.

En los eventos de carrera por etapas, una primera infracción de arrojar desperdicios se sanciona con una personalización de 30 segundos, una segunda infracción con una sanción de 2 minutos, mientras que una tercera infracción podría resultar en la descalificación.

Está previsto que las nuevas normas entren en vigor el 1 de abril de 2021.

Estas medidas serán sometidas al Comité de Dirección de La Union Ciclistica Internacional (UCI) para su aprobación con vistas a su implementación. La mayoría de estas medidas entrarán en vigor para el ciclismo profesional masculino y femenino, con un enfoque inicial en los eventos UCI WorldTour y UCI Women’s WorldTour, a partir de principios de 202. Las medidas pertinentes también se aplicarán progresivamente en todo el Calendario Internacional de Carreteras UCI.

Las medidas clave aprobadas por el PCC son las siguientes:

- la creación del puesto de Responsable de Seguridad dentro del Departamento de Deportes de la UCI; la persona en esta función se dedicará a la seguridad y la supervisión de la seguridad en los eventos del Calendario Vial Internacional de la UCI;

- el refuerzo de la obligación de todos los organizadores de eventos de nombrar y capacitar a un Gerente de Seguridad del Evento; la UCI desarrollará el contenido de la misión del Gerente de Seguridad del Evento y establecerá un sistema de certificación basado en la experiencia y la formación;

- el establecimiento, con la colaboración de un proveedor de servicios externo con experiencia en la recopilación y análisis de datos, de una base de datos de incidentes y accidentes ocurridos en los principales eventos UCI WorldTour en los últimos cinco años, lo que permite una focalización más eficaz de las acciones tomado por la UCI por seguridad en carrera;

- la introducción, de nuevo con el apoyo de un proveedor de servicios externo y con la ayuda de nuevas tecnologías, de una herramienta que permite al organizador beneficiarse de una evaluación de riesgos en la ruta propuesta varias semanas antes del inicio del evento; esta herramienta permitirá a la UCI y a los organizadores orientar sus acciones para garantizar la seguridad de la ruta de la carrera e identificar los riesgos potenciales antes de los eventos;

- la revisión, con miras al refuerzo, de las medidas de seguridad incluidas en varias guías publicadas por la UCI para diferentes partes interesadas (organizadores, conductores, reguladores, producción de televisión, equipos, etc.) cuando sea necesario;

- la mejora y modernización de las especificaciones relativas a los elementos de protección contra obstáculos utilizados a lo largo del recorrido, así como la armonización de la señalización utilizada a lo largo de la ruta de carrera;

- la mejora de la comunicación con los corredores cuando se toman decisiones importantes, así como la creación de un protocolo más detallado sobre la neutralización de eventos;

- seguridad mejorada en sectores delicados, especialmente la zona de meta y sus líneas de barricadas, con el establecimiento, liderado por expertos, de un conjunto de estándares para las barreras utilizadas en la final de eventos, en particular para sprints de grupo; tales normas deben establecerse necesariamente en consulta con las partes interesadas y teniendo en cuenta las características del ciclismo profesional moderno;

- regulaciones más estrictas sobre la conducta potencialmente peligrosa de los ciclistas, como arrojar botellas de bebida en la carretera o dentro del pelotón (que pueden representar un peligro para los ciclistas que lo siguen) y tomar posiciones peligrosas en la bicicleta (especialmente en descensos);

- revisión del reglamento sobre el descarte de residuos y objetos fuera de las zonas dedicadas, con las sanciones apropiadas;

- mejor supervisión cuando se trata del uso de equipos por parte de equipos que podrían causar diversos problemas (por ejemplo, frenos de disco y portabidones); Se pedirá a la Comisión de Equipamiento de la UCI que trabaje en estos temas específicos con expertos de la industria y las diferentes partes interesadas del deporte;

- directivas más estrictas para la conducta de los diferentes miembros del convoy de carrera (motociclistas, conductores de vehículos y también pilotos de helicópteros de televisión);

- el establecimiento de un libro de registro que permitirá el seguimiento de la experiencia de los conductores y eventualmente conducirá a la aplicación de un sistema de puntos de licencia para los conductores del convoy de carreras;

- el establecimiento de una sesión informativa más detallada y estructurada para todos los conductores antes del inicio de cada evento, que será dirigida conjuntamente por el presidente del Panel de Comisarios y el organizador.

FUTBOLISTA AL QUE LE RESCINDEN SU CONTRATO DE FORMA INJUSTIFICADA.

cr7

Recientemente llegaron a nuestro despacho una serie de casos de jugadores que de forma unilateral sus equipos empleadores están rescindiendo de forma unilateral el contrato de trabajo existente entre ellos.

Por ello consideramos necesario hacer estas aclaratorias:

La norma de la FIFA señala que si existe causa justificada, cualquier parte, ya sea el club, o el jugador, puede rescindir un contrato sin ningún tipo de consecuencias (ni económicas, ni de sanciones deportivas).

Eso sí, el organismo no señala qué se considera causa justificada, sino que habrá que analizar cada caso para considerar las condiciones.

RESCISIÓN POR CAUSA DEPORTIVA JUSTIFICADA

Además de la anterior, también se puede optar a la rescisión de contratos por causa deportiva justificada. Un jugador profesional que en el transcurso de una temporada participe en menos del 10 % de los partidos oficiales disputados por su club puede rescindir prematuramente su contrato argumentando causa deportiva justificada.

Eso sí, en el examen de estos casos, se considerarán debidamente las circunstancias del jugador, ya que como hemos dicho, la existencia de una causa deportiva justificada se establecerá individualmente en cada caso.

De igual forma, si se considera que se da la causa deportiva justificada, no se impondrán sanciones deportivas, aunque sí podrá exigirse indemnización.

En cuanto a la forma de proceder, el jugador profesional podrá rescindir su contrato sobre esta base en los 15 días siguientes a su último partido oficial de la temporada con el club en el que está inscrito.

La FIFA también señala una norma tajante en lo relativo a la rescisión de contratos, y es que un contrato no puede rescindirse unilateralmente en el transcurso de una temporada.

Cuando un contrato se rescinda entre club y futbolista sin causa justificada, se aplicarán las siguientes disposiciones:

Indemnización

En todos los casos, la parte que rescinde el contrato se obliga a pagar una indemnización.

Sobre esta indemnización, bajo reserva de las disposiciones sobre la indemnización por formación, y salvo que no se estipule lo contrario en el contrato, la indemnización por incumplimiento se calculará considerando la legislación nacional, las características del deporte y otros criterios objetivos.

Estos criterios deberán incluir, en particular, la remuneración y otros beneficios que se adeuden al jugador conforme al contrato vigente o al nuevo contrato, el tiempo contractual restante, hasta un máximo de 5 años, las cuotas y los gastos desembolsados por el club anterior (amortizados a lo largo del periodo de vigencia del contrato), así como la cuestión de si la rescisión del contrato se produce en un periodo protegido.

El art. 17, apdos. 1 y 2 del RETJ desarrolla el principio de que en caso de rescisión de un contrato sin causa justificada se deberá pagar una indemnización que se estipulará en el contrato. Esto quiere decir que para saber la indemnización en caso de terminación sin justa causa, el primer paso es ir al contrato, documento que es ley para las partes.

Por otra parte, el segundo paso es tener presente que como regla general el valor de la indemnización será equivalente al valor que falte por pagar del contrato que se rescindió antes de tiempo.

Además, señala la normativa que el derecho a una indemnización no puede cederse a terceros. Si un jugador profesional debe pagar una indemnización, él mismo y su nuevo club tienen la obligación conjunta de efectuar el pago. El monto puede estipularse en el contrato o acordarse entre las partes.

Sanciones deportivas al jugador

Además de la obligación de pago de una indemnización, se impondrán sanciones deportivas a un jugador que rescinda un contrato durante el periodo protegido.

La sanción consistirá en una restricción de 4 meses en su elegibilidad para jugar en cualquier partido oficial. En el caso de circunstancias agravantes, la restricción será de 6 meses.

Estas sanciones deportivas entrarán en vigor inmediatamente después de que se haya notificado la decisión al jugador. Dichas sanciones deportivas quedarán suspendidas durante el periodo comprendido entre el último partido oficial de la temporada y el primer partido oficial de la siguiente temporada, incluidos en ambos casos las copas nacionales y los campeonatos internacionales de clubes. No obstante, dicha suspensión de las sanciones deportivas no se aplicará si el jugador es miembro habitual del equipo representativo de la asociación que es elegible para representar, y la asociación en cuestión participa en la competición final de un torneo internacional durante el periodo entre el último y el primer partido de la temporada.

Medidas disciplinarias

El incumplimiento unilateral sin causa justificada o causa deportiva justificada tras el periodo protegido no implicará sanciones deportivas. Fuera del periodo protegido podrán imponerse medidas disciplinarias si la rescisión no se notifica con la debida antelación dentro de los 15 días siguientes al último partido oficial de la temporada (incluyendo las copas nacionales) con el club en el que está registrado el jugador.

El periodo protegido comienza de nuevo cuando, al renovar el contrato, se extiende la duración del contrato previo.

Sanciones deportivas al club

Además de la obligación de pago de una indemnización, deberán imponerse sanciones deportivas al club que rescinda un contrato durante el periodo protegido, o que haya inducido a la rescisión de un contrato.

Debe suponerse, a menos que se demuestre lo contrario, que cualquier club que firma un contrato con un jugador profesional que haya rescindido su contrato sin causa justificada ha inducido al jugador profesional a la rescisión del contrato.

La sanción consistirá en prohibir al club la inscripción de nuevos jugadores, tanto en el ámbito nacional como en el internacional, durante dos periodos de inscripción completos y consecutivos. El club podrá inscribir nuevos jugadores, tanto en el ámbito nacional como en el internacional, solo a partir del próximo periodo de inscripción posterior al cumplimiento íntegro de la sanción deportiva respectiva. En particular, el club no podrá hacer uso de la excepción ni de las medidas provisionales establecidas con el fin de anticipadamente inscribir a nuevos jugadores.

Se sancionará a toda persona sujeta a los Estatutos y reglamentos de la FIFA que actúe de cualquier forma que induzca a la rescisión de un contrato entre un jugador profesional y un club con la finalidad de facilitar la transferencia del jugador.

 

 

 

Visas Para Jugadores De Fútbol en Los Estados Unidos

 

mls

 

El fútbol, ​​​​es el deporte más popular del mundo, y los jugadores nos contactan con frecuencia para obtener una visa P-1 para jugar en los Estados Unidos. En Estados Unidos cada año nuevos equipos profesionales, ligas, federaciones y torneos hacen su debut y buscan jugadores de otras nacionalidades para jugar. Las visas que vienen con la autorización de trabajo son esenciales para los atletas y entrenadores que buscan que les paguen mientras trabajan en los EE. UU. Abint Abogados ofrece consultas y ayuda a los jugadores y equipos de fútbol a planificar estratégica y financieramente sus necesidades de inmigración en el futuro.

Opciones De Visa De No Inmigración

  • Opciones de visa para futbolistas profesionales
  • Jugadores de fútbol B-1 que vayan a los Estados Unidos para entrenar o probar (no se les puede pagar con esta visa)
  • P-1 para futbolistas que vayan a Estados Unidos a competir en competencias con reconocimiento internacional
  • O-1 para jugadores de fútbol, ​​entrenadores de fútbol y otro personal de apoyo con habilidades extraordinarias
  • Las visas O-2 y P-1 están disponibles para el personal de apoyo de los jugadores de fútbol profesionales o el personal de apoyo esencial del fútbol en estado O-1 / P-1
  • Visas O-3 y P-4 para familiares (cónyuge e hijos) de jugadores de fútbol profesionales o personal de apoyo esencial al fútbol en estado O-1 / P-1