LLEGARON LOS FANS TOKENS..!

Lo hicimos, nos hemos asociado con los más grandes del mundo y hemos conseguido que se nos permita traer para Venezuela y Colombia lo último en Tecnología para mejorar las finanzas y el día a día de los clubes de futbol y las pequeñas academias, conocida como Fans tokens.

Cada vez son más las empresas de fútbol que utilizan esta tecnología blockchain para encontrar nuevas formas de relacionarse con sus seguidores y descubrir nuevos métodos de monetización.

El fútbol es pasión. Los aficionados aman a sus equipos y están dispuestos a acompañarlos siempre hasta el final. Este amor y esta pasión son la base del fútbol como negocio. Durante años, los equipos de fútbol han convertido esos sentimientos en dinero: entradas, equipaciones, merchandising, etc. Durante años, las fuentes de ingresos han sufrido muy pocos cambios, pero las nuevas tecnologías están cambiando el panorama.

Blockchain es una de esas tecnologías que ha impactado en el mundo y, por supuesto, en el deporte. Gracias a Blockchain, hemos visto una nueva forma de dinero: las criptodivisas. Muchos ven esas nuevas formas de moneda como el dinero del futuro. Ahora, la industria del deporte ha descubierto que esta tecnología puede utilizarse para repensar la forma en que las organizaciones pueden conectar con los aficionados y encontrar nuevas fuentes de dinero, algo aún más crucial que antes tras la crisis económica provocada por la pandemia del COVID.

Aunque muchos hemos oído hablar de las famosas criptodivisas, como el BitCoin, otras reciben un nombre diferente: Tokens. Cualquier aficionado puede comprar esos tokens pagando dinero “real” a través de una App. A cambio, ese aficionado recibirá una determinada cantidad de tokens que podrá utilizar como dinero de la vieja escuela.

El precio de las fichas puede cambiar con el tiempo. De vez en cuando, los clubes y sus socios tecnológicos pueden decidir colocar más tokens en el mercado a un precio determinado. Al igual que las empresas suelen hacer con sus acciones. Ese proceso se llama Fan Token Offering. Una denominación perfecta. Y como se puede hacer con las acciones, se pueden vender o intercambiar los tokens con otros aficionados. De hecho, están comprando una criptomoneda que se convierte en tokens gracias a una App.

Para los fans, poseer un token significa que podrá acceder o comprar ciertas cosas que no se pueden adquirir con “dinero real”. Literalmente, el dinero no puede comprar experiencias, recompensas y contenidos exclusivos. Pero además, pueden tener el “derecho” de votar respecto a algunas decisiones sobre el club: sólo los propietarios de tokens podrán votar el diseño del autobús que la Juventus utiliza para viajar. Este tipo de experiencias hace que los aficionados sientan una conexión más profunda con el club, mientras que el club puede monetizar su pasión de una manera muy orgánica.

Si Bitcoin es el rey de las criptodivisas, podemos decir lo mismo de ChiliZ ($CHZ) y el fútbol. Esta criptodivisa ha marcado un nuevo enfoque. Los grandes del mundo,  El FC Barcelona, el París Saint-Germain, la Juventus o el Atlético de Madrid son algunos de los equipos que utilizan esta criptomoneda para potenciar aún más la relación con sus aficionados.

En estos tiempos, eso viene a ser aún más importante ya que se corre el riesgo de perder esa estrecha relación con los aficionados al no poder acudir al estadio. El uso de esta plataforma ha permitido a estos clubes encontrar nuevas formas de conectar con sus aficionados en medio de la mayor crisis que ha sufrido el fútbol moderno.

Los tokens están ayudando a los clubes a ampliar su base de fans, especialmente en Asia, donde las criptomonedas son más comunes y donde las bases de fans están creciendo rápidamente. Cada vez son más los clubes que utilizan tokens, lo que ha llevado a alcanzar un valor de mercado que ahora ronda los 1.300 millones de dólares.

En breve, los tokens se utilizarán para más y más cosas. ¿Y para pagar tu refresco y tu sándwich en el estadio? ¿Y utilizar ese crédito en las tiendas del club? Incluso para comprar algo en la página web del patrocinador del club. Hay un sinfín de oportunidades para que las organizaciones de fútbol utilicen esta nueva tecnología para establecer nuevas relaciones con los aficionados y hacer lo que llevan haciendo desde que el fútbol se convirtió en un negocio: convertir la pasión y el amor en dinero.

Ya en Venezuela y Colombia cuatro equipos nos han encomendado a hacer este trabajo.

Por qué no atreverse a ser el próximo equipo o la próxima escuela que lo haga?